Jump to content
Search In
  • More options...
Find results that contain...
Find results in...

Tsuri-Gane, la voz de los dioses


Guest archad

Recommended Posts

  • Invitados
Guest archad
Hola nuevamente, os saludo compañeros del foro y os presento mi último Fic surgido de mis entrañas cerebrales más profundas.

[b]MILO DE ESCORPIO [/b] este va por ti, ya que tú fuiste el que me dio la primera idea de continuar con el protagonista de esta historia. Hubiera dejado pasar más tiempo antes de crear algo nuevo, pero zasca, tu recomendación me iluminó como a Shaka Buda y así pues, aquí dejo mi nueva creación. Mi eterna gratitud compañero, además me pareció una idea extraordinaria y fácil de llevar a cabo. Por otro lado también quiero dedicarlo a [b]PEDRO[/b] que también insistió en que la idea de continuar con este tema era buena… y como “dos” mandan más que uno… pues he aquí la recompensa…


[b]Argumento:[/b]

La historia se basa en una antigua trama ocurrida en el Japón siglos atrás, cabe recordar que esta historia cronológicamente se situaría al final de la guerra santa anterior, mientras Shion reconstruye el santuario. La historia nos lleva a una trama urdida durante siglos por una secta fanática de crueles sicarios llamados los Tendai Jimmon.
La facción Daimyo que son los señores de la guerra, ante su inferioridad frente a los monjes guerreros, portadores de unas extrañas pero poderosas armaduras llamadas Do-Maru deciden unirse a los Akuso (los caballeros diablo) y juntos urden un plan para apoderarse de todo Japón… Tora será contratado para desbaratar los planes e impedir que los enemigos se hagan con la Tsuri-Gane, el único objeto en la tierra capaz de devolver a la vida al más siniestro y terrorífico de los dioses universales.

[b]Nota de autor:[/b] Tan solo tengo que destacar, que pese a basarme en hechos históricos, he alterado un poco los anales de la historia original que aquí se producen por el bien y la congruencia de la obra, no obstante es bastante fiel a los hechos que se relatan, pero como saben ustedes, para enlazar cosas que no tienen nada que ver unas con otras, hay que echarle un poco de imaginación al asunto y a veces no queda otro remedio que alterar los hechos. Todos los nombres de clanes, guerreros, etc… son sacados de la historia y de hechos verídicos (todos existieron, si no me la han pegado a mi, claro), con ello nada más y disfruten de la obra…


Esta es la segunda parte de la noche del tigre… en una era en la que los dioses están por aparecer y el mal intenta adelantarse a los designios universales, un guerrero es elegido entre muchos para ser el defensor en nombre de la divina esperanza universal…

Este es el comienzo de…


[u][b]TSURI-GANE, LA VOZ DE LOS DIOSES.[/b][/u]

[b]Prólogo
Capítulo 1: Los fanáticos del diablo
Capítulo 2: Oscuro presagio
Capítulo 3: La reencarnación de Benkei
Capítulo 4: El guerrero invencible
Capítulo 5: La dama sin voz
Capítulo 6: La técnica secreta del Sohei
Capítulo 7: Buscando la voz del trueno
Capítulo 8: El descendiente de los dioses
Capítulo 9: Hombre y mujer, El don de la iluminación
Capítulo 10: Choque de fuerzas, yang contra yang
Capítulo 11: La sombra de Minazuki Mekai
Capítulo 12: El sonido que convoca a la muerte
Capítulo 13: Navaratna
Capítulo 14: El poder prestado de dios
Capítulo 15: Cerca del fin
Epílogo
Fin
[/b]
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
[u][b]TSURI-GANE. LA VOZ DE LOS DIOSES[/b][/u]


[b]PRÓLOGO[/b]


Cuenta la historia que en el Japón del año 1467 estalló una gran guerra entre diversos clanes de guerreros, los shogunados fueron aplastados y todas las tierras del Japón fueron tomadas por los ejércitos de los diversos clanes poderosos.

La guerra empezó en Kioto, lo que se pensaba que sería una manifestación violenta de fanáticos políticos y religiosos se convirtió en un periodo de guerra sin precedentes en el que todos luchaban por subsistir o conquistar, a este periodo que duró 150 años se le conoció como “el Sengoku Jibei” (la era de los estados en guerra).

La guerra no tenía fin religioso por eso los templos Zen no entraron en disputa, el budismo y el sintoísmo coexistían en paz. Cuando estalló la guerra todos los pequeños clanes fueron apropiándose de un pequeño estado, hasta que todos los estados estuvieron repartidos por todo Japón. Entonces empezó la caída de cada uno de ellos debido a que dos facciones se impusieron por las alianzas entre distintos clanes. Los Daimyo (Señores de la guerra) y los Sohei (monjes guerreros al estilo de Templarios u Hospitalarios de la Europa medieval).

En estos turbulentos tiempos se produjo un hecho curioso, los señores de la guerra (Los Daimyo) estuvieron a punto de ser exterminados por la orden religiosa Sohei (monjes guerreros), estos tenían en custodio dos objetos sagrados muy poderosos que escondieron en dos de sus templos mejor vigilados. A la cabeza de este ejército iban unos guerreros cuya fuerza no tenía parangón, vestidos con sus poderosas armaduras las Do-Maru eran prácticamente invencibles.

Tras estos acontecimientos los Daimyo se reforzaron con una secta muy poderosa a la cual llamaban “Akuso “ (Guerreros diablo), y fundaron el gran templo de Enryakuji en lo alto de la gran montaña Hiei a pocos pasos de Kioto. Esta unión pasó a ser llamada los Tendai Jimon y declararon la guerra a la facción unida de monjes guerreros que pasó a ser llamada los Tendai Sammon.

Los Tendai Sammon estaban divididos en dos facciones, los llamados Sohei (Monjes guerreros) y los Yamabushi (Caballeros de las montañas) y sus dos templos principales estaban en Nara y en los pies del monte Hiai. Este último el más importante y el que hacia frente al gran templo de la alta montaña (El Enryakuji de la facción contraria Daimyo). Este templo era llamado Miidera y en él se guardaba uno de los dos objetos sagrados más poderosos de estos tiempos, La Tsuri-Gane.

Los Daimyo fueron ganando terreno junto a sus aliados los Akuso y apunto estuvieron de vencer completamente a los Tendai Sammon. Estuvieron tan apunto que casi lograron robar la Tsuri-Gane de Miidera de no ser por un gran y valeroso guerrero portador de su fabulosa Do-Maru. El Héroe se llamaba Benkei y pertenecía a la orden de los Yamabushi. Pese a que el ejército de los Tendai Jimmon se mostró muy poderoso, este héroe los pudo contener a las puertas de Miidera, pero no evitó su propia muerte. Pese a la muerte del héroe este siguió de pie, muerto pero no vencido. Los Tendai Jimmón visto que había muerto su formidable rival intentaron penetrar en la ciudad, pero gracias a la poderosa energía que emanaba de Benkei que todavía seguía defendiendo en pie las puertas de la ciudadela del templo, los ejércitos Jimon fueron contenidos y no tuvieron más remedio que retirarse vencidos por la energía de un guerrero muerto.

No obstante los Jimmon regresaron con mayor poder pues no podían sufrir la humillación de ser derrotados por la cosmoenergía del alma del guerrero fallecido y ya, cuando todo estaba perdido para la coalición Sammon aparecieron unos misterios guerreros llamados santos, provenientes de un lugar sagrado al que llamaban santuario de Grecia. Esta ayuda fue definitiva y los Jimmon se rindieron pactando una paz que debía durar centenares de años, pues juraron con su propia sangre esta alianza y este compromiso. Pero había un apartado en el tratado especial, los santos de Grecia no volverían a inmiscuirse en los asuntos del Japón y por consiguiente tampoco los Jimmón y los Sammon volverían a combatir entre ellos ni estos involucrarse en futuros asuntos del santuario de Grecia.

Los Sohei dieron las gracias a sus aliados occidentales y se despidieron de ellos y entre los Yamabushi y los Sohei se repartieron la custodia de los dos grandes objetos sagrados… La Tsuri-Gane quedaría en custodio de los Yamabushi en Miidera en honor al gran héroe Benkei y los Sohein llevarían el otro objeto sagrado al templo Zen de Nara.

Los Tendai Jimmon se retiraron a su templo de la alta montaña del Hiei y en él se resquebrajó la unión entre los Daimyo y los Akuso. Estos últimos no estuvieron de acuerdo en la rendición ni en el tratado de paz, aunque les hubiese costado la vida. De modo que los Akuso desaparecieron y se ocultaron durante siglos en las sombras…


Hasta hoy…

________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 1. LOS FANÁTICOS DEL DIABLO[/b]


Una extraña calma masajeaba estos últimos años al Japón, apenas quedaban ya guerreros de las impresionantes y sangrientas batallas del Sengoku Jidai. Una calma que presagiaba la tempestad. Poco a poco la tormenta se acercaba como una fiera acecha a su presa. La lluvia empezó a caer torrencialmente, una lluvia que recorría todos los rincones del noreste del Japón, una lluvia que no escondía los truenos y relámpagos de esa fastuosa tormenta.

Durante esta tormenta múltiples asesinatos se sucedieron a lo largo de todo Japón, aunque más concretamente cerca de las regiones dominadas por la coalianza Tendai (unión de las extintas Tendai Jimmon y Tendai Sammon).

Las víctimas resultaron ser los componentes del Daimyo (señores de la guerra), todos resultaron brutalmente asesinados. Ante estos hechos cundió la alarma entre los Sohei y los Yamabushi pues intuían quienes estaban tras estos hechos. ¿Pero habría algún Daimyo entre ellos?, ¿O serían plenamente los Akuso?. Lo cierto es que los objetos sagrados volvían a correr peligro, pues estos guerreros que habían permanecido ocultos durante tanto tiempo ahora nuevamente volvían a dar la cara y eso solo podía significar que un periodo de guerra duradera podía volver al Japón.


[i]Lugar: Cumbres del Hiei. Templo de Enryakuji.[/i]

[b]Epone:[/b] Mi señora Kenda, tal y como ordenó los Daimyo han sido asesinados.

[b]Kenda:[/b] Muy bien, ese es un buen trabajo, ¿traes también información respecto a la Tsuri-Gane?

[b]Epone:[/b] Si mi señora, la Tsuri-Gane permanece en el templo de Miidera, piensan que está protegida por el espíritu de Benkei.

[b]Kenda:[/b] El espíritu de Benkei ha perdido fuerza, nosotros nos haremos con el objeto sagrado, una vez lo tengamos lo traeremos al templo y comenzará un nuevo Sengoku Jidei, primero en Japón y luego en el resto del mundo.

[b]Epone:[/b] ¿Quieres decir que el Gran Deva resucitará?

[b]Kenda:[/b] El Deva está vivo, solo hay que invocarle y eso solo se puede conseguir con la Tsuri-Gane, nuestro Gran Deva volverá a nosotros trayendo una nueva era de destrucción y sangre.

[b]Venero:[/b] Mi señora, El templo de Miidera está custodiado por un Yamabushi de la estirpe de Benkei.

[b]Kenda:[/b] Pero él no es Benkei. Nos haremos con la Tsuri-Gane fácilmente. Después, todos los Sohei y los Yamabushi serán ejecutados y el clan Akuso reinará sobre todo Japón.

[b]Epone:[/b] Mi señora Kenda, ¿ordenáis alguna cosa más?.

[b]Kenda:[/b] Si, ¿que hay de los movimientos de los Sohei?.

[b]Epone:[/b] De momento no sabemos nada, pero no tardarán en reaccionar, si los Daimyo han sido aniquilados estarán sobre aviso.

[b]Kenda:[/b] Eso no es problema, mientras están entretenidos reforzando sus defensas nosotros iremos al templo de Miidera y nos haremos con el objeto sagrado. Para cuando reaccionen nuestro Gran Deva ya habrá vuelto a nosotros jajaja

[b]Venero:[/b] Hay otra cosa más, ellos han aceptado la propuesta. Estarán aquí en breve.

[b]Kenda:[/b] Muy bien pese a todos estos años solo nosotros tres tenemos la capacidad de luchar por esta causa, no se ha podido entrenar como es debido a futuros Akuso… Esta ayuda vendrá muy bien para nuestros fines.


[i]Lugar: Templo de Nara. Japón[/i]

Un monje Zen entra rápidamente al templo principal de Nara para entrevistarse con el maestro que antaño había pertenecido a la orden de monjes guerreros Sohei. Ahora el templo de Nara había pasado a ser un templo Zen de teología budista, ya que estaba en auge el crecimiento de esta religión en toda Asia.

[b]Monje Zen:[/b] Maestro, los Daimyo han sido eliminados.

[b]Kazuo:[/b] Esas no son buenas noticias, durante cientos de años la paz ha sido respetada, ¿Por qué ahora sucede esto y por parte de quién?. Tengo una ligera sospecha de lo que ocurre, si eso es así no tendré más remedio que recurrir a ellos.

[b]Monje Zen:[/b] ¿Recurrir a ellos?, ¿De que está hablando maestro?

[b]Kazuo:[/b] No importa, prepara tu equipaje, debes presentar una misiva al lugar donde yo te indique. Prepáralo todo para tu viaje, partes inmediatamente.

[b]Monje Zen:[/b] No entiendo maestro… ¿partir a donde?

[b]Kazuo:[/b] A Grecia, llevarás la carta que te entregue y se la darás personalmente al gran patriarca del santuario. No debes fallar en esto, el futuro de Japón y de nuestra orden dependen de ti.


Horas más tarde el monje Zen está preparado y le es entregada la carta. Poco después parte hacia Grecia con una misión especial.

[b]Kazuo:[/b] Espero que no llegue demasiado tarde… las piezas empiezan a moverse y no se sabe el resultado final. Por suerte el gran secreto está a salvo, esperemos que el enemigo tarde lo máximo posible en descubrirlo… solo los Akuso han podido ser los responsables de esto, ¿podrá el santuario acceder a mis peticiones poco usuales…?. Tal vez, espero por su propio bien que lo hagan, puesto que es un problema que nace en Japón pero que verá su madurez en todo el mundo incluyendo a Grecia.


[i]Santuario de Grecia. Días más tarde.[/i]

Sala del gran patriarca Shion.

Shion recibe al monje el cual le entrega la misiva, este la lee detenidamente y asiente con la cabeza. El monje Zen se retira dando las gracias al gran patriarca por su generosidad y por haberle recibido y se dispone a regresar rápidamente hacia su país.

[b]Shion: [/b]Verdaderamente una sombra oscura se sienta sobre el Japón. Pero esta carta está llena de peticiones que difícilmente pueden ser atendidas. ¿Qué hacer? Ellos mismos me atan las manos pero a la vez dejan una puerta abierta para actuar… ¿A quién enviar?, el santuario no está todavía en su plenitud y queda mucho por hacer y recomponer.

___________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 2: OSCURO PRESAGIO[/b]

En la sala del gran patriarca tiene lugar una reunión con un esperado visitante…
Tora: ¿Para que me habéis hecho llamar?, ¿Acaso el poderoso santuario piensa contratar a un mercenario como yo?

[b]Shion:[/b] Así es Tora, hay asuntos en los que los santos no se pueden inmiscuir, pero tú, Tora el tigre… Tú no eres un santo.

[b]Tora:[/b] Eso es obvio, ¿Y de que tipo de misión se trata?

[b]Shion:[/b] Deberás ir al Japón…

[b]Tora:[/b] ¿Al Japón?, mi tierra natal…

[b]Shion:[/b] Si así es, se que eres japonés, esa es una de las razones…

[b]Tora:[/b] ¿Una de las razones?

[b]Shion:[/b] Si, que seas japonés hace más viable tu misión ya que eres conocedor del lugar y podrás actuar sin levantar demasiadas sospechas, además tienes experiencia en el arte del combate, han llegado a mis oídos tus hazañas anteriores y creo que eres el indicado para esta misión, no eres un mercenario común, de eso estoy totalmente seguro, además eres un hombre de honor y lo más importante… estas fuera de las jurisdicción del santuario, eres libre.

[b]Tora:[/b] Eso está claro, pero no entiendo, el santuario tiene poderosos santos para ejercer cualquier misión ¿Por qué un foráneo?

[b]Shion:[/b] El santuario tiene un tratado con los clanes del Japón. La gran alianza Tendai nos impuso no involucrarnos en sus asuntos, pero algo debe ir muy mal para que todo un maestro del Sohei nos vuelva a pedir ayuda. Parece ser que aún no están seguros de quién es el enemigo y si se trata de alguien dentro de la alianza Tendai nosotros no podemos participar. Por el momento solo deberás presentar este sello en el templo de Nara al maestro Kazuo, él te indicará todo lo referente a tu misión allí.

[b]Tora:[/b] ¿No se sabe nada más de lo que allí ocurre?

[b]Shion:[/b] Solo sabemos que parte de la alianza Tendai ha sido aniquilada… y que aquél que lo hizo puede estar planeando robar los objetos sagrados que protegen los Tendai Sammon desde los tiempos milenarios.

[b]Tora:[/b] ¿Qué hacen esos objetos sagrados?

[b]Shion:[/b] Solo sabemos algo sobre uno de ellos, la Tsuri-Gane.

[b]Tora:[/b] ¿La Tsuri-Gane? No se que puede tener de especial esta, hay cientos repartidas por todo Japón, no, más bien miles.

[b]Shion:[/b] Esa Tsuri-Gane se encuentra en Miidera y estaba protegida por un antiguo guerrero llamado Benkei, por lo visto encierra poderes mágicos capaces de despertar algo maligno.

[b]Tora:[/b] ¿Un demonio…?

[b]Shion:[/b] O un Dios del viejo mundo, por eso debe ser protegida a toda costa.

[b]Tora:[/b] Entonces ¿Por qué no ir directamente a Miidera que es donde se haya la Tsuri-Gane sagrada en vez de perder el tiempo hablando con un monje Zen?

[b]Shion:[/b] Esas son las instrucciones, allí él te dará todos los detalles, cuanto menos sepas ahora más seguro será, deberás darle este sello del que te hablaba y que te confirmará como el enviado del santuario, además debes ir en la clandestinidad, nadie debe saber que vienes de nuestra parte. Como ves el que seas japonés es una gran mascarada.

[b]Tora:[/b] Eso es muy inteligente Gran patriarca.

[b]Shion:[/b] ¿Aceptas la misión?

[b]Tora:[/b] Todo esto es un gran misterio, debo ser experto en evitar que los dioses demoníacos vuelvan a la vida.

[b]Shion:[/b] je

[b]Tora:[/b] Acepto.

[b]Shion:[/b] Solo queda una cosa pendiente. ¿Cuál es tu precio?

[b]Tora:[/b] Lo sabrás cuando vuelva, si es que vuelvo.

[b]Shion:[/b] De acuerdo.

[b]Tora:[/b] Bien, entonces partiré hoy mismo hacia Nara.

[b]Shion:[/b] De acuerdo buena suerte Tora, En tus manos está el prestigio del santuario y puede que mucho más.

Saliendo de la sala, Tora el tigre se dispone una vez más a caminar en pos una nueva etapa que le marca su propio destino, pero esta vez es algo mucho mayor, es el sentimiento de volver a casa y de dejar por fin el alma tranquila, poniendo su fuerza en favor del país que lo vio nacer y por el país que le guarda un hueco en su corazón, cuando llegue el fin de su tiempo este lo acogerá en su seno como una madre acuna a su hijo.

[b]Shion:[/b] Tora, ten cuidado la oscuridad cada vez es más intensa y puede ser que esta vez te enfrentes a algo que no puedas ser capaz de dominar. En una guerra sin cuartel cualquiera puede ser tu enemigo. El tigre tendrá que volver a surgir de la noche, pero extrema las precauciones y pon todos tus sentidos en esta contienda, en ello va tu futuro y el nuestro.

_______________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 3: LA REENCARNACIÓN DE BENKEI[/b]


[i]Templo de Miidera a los pies del monte Hiei.[/i]

Un guardián ataviado con la Do-Maru vigila la montaña…

[b]Raisuke:[/b] Una extraña energía viene de lo alto de la montaña, ¿no será que el Enryakuji está activo?, pero ¿por qué ahora?, ¿que significa esto?.

Unas extrañas sombras aparecen delante de las puertas del Templo…

[b]Raisuke:[/b] ¿Quiénes sois y que venís a buscar?

[b]Kenda:[/b] Venimos a buscar la Tsuri-Gane. Entréganosla y conservarás la vida.

[b]Raisuke:[/b] ¿Crees que se la voy a entregar al primero que me la pida?, Repito la pregunta ¿Quiénes demonios sois?

[b]Kenda:[/b] Somos Akusos de la orden de Daimyo.

[b]Raisuke: [/b]¿Akusos?

[b]Epone:[/b] Mi señora, déjenos esto a nosotros.

[b]Raisuke: [/b]¿Señora?... una mujer al frente de los Akuso… jajaja cada vez la orden de los Akuso se denigra más.

[b]Epone:[/b] La señora es la que manda ahora el clan de los Akuso, fuimos nosotros los que matamos a todos los Daimyo. Nuestra señora tiene dones divinos, es la elegida para volver la gloria a nuestro clan.

[b]Raisuke:[/b] ¿Vosotros habéis sido los responsables de la matanza?, pero ¿Por qué razón?, ¿No eráis aliados de los Daimyo?.

[b]Kenda:[/b] Los Daimyo cometieron el terrible error de pactar la paz con los Tendai Sammon y decían que eran los señores de la guerra, jajaja ahora son los señores muertos.

[b]Raisuke:[/b] ¿Por qué queréis la Tsuri-Gane?

[b]Kenda:[/b] Para despertar al Gran Deva.

[b]Raisuke:[/b] No, eso es imposible, si despertáis al Gran Deva, todo Japón será destruido… será el fin del Japón.

[b]Kenda:[/b] Exactamente, todo lo que se es destruido se puede volver a reconstruir pero bajo nuestro mandato, el clan Akuso será el nuevo gobierno de Japón y desde aquí con nuestro emperador el Gran Deva nos expandiremos por toda la tierra, primero caerá Korea, después China, Rusia, toda Asia será nuestra bajo una ola de terror, nos aclamarán como a dioses jajaja y después caerá el resto del mundo jajaja

[b]Raisuke:[/b] No sabes lo que dices, El gran Deva lo destruirá todo, ¿crees que os dejará a vosotros con vida?

[b]Kenda:[/b] Nosotros lo despertaremos y seremos sus guerreros, el sabrá agradecer a los guerreros que lo liberen de la prisión del sueño.

[b]Raisuke:[/b] No lo pienso permitir… de todas formas aún consiguiendo la Tsuri-Gane no podréis hacerla funcionar, no os servirá de nada.

[b]Epone:[/b] Eso crees, tenemos el ariete con cabeza de oro, desde que se creó el templo del Enryakuji ha estado allí esperando la ocasión para poder ser utilizado y ahora ha llegado el momento.

[b]Raisuke:[/b] Con el martillo de oro no podréis hacerla funcionar… no os servirá de nada.

[b]Venero:[/b] Ya hemos hablado bastante si no quieres entregárnosla despídete de tu vida… LLUVIA DE FUEGO.

Raisuke es atacado con un poder excepcional pero el ataque aunque lo deja bastante herido no es mortal ya que viste su fabulosa Do-Maru, aunque esta comienza a tener grietas preocupantes.

[b]Raisuke:[/b] No os lo voy a permitir, al igual que el héroe Benkei no cejaré en mi empeño de proteger el objeto sagrado. LÁTIGO DEL RELÁMPAGO.

Como un azote el látigo del relámpago golpea a Epone y a Venero derribando a ambos en el suelo, pero estos portadores de una Do-Maru también aguantan el envite.

[b]Epone:[/b] Eres un fuerte defensor pero no podrás contra nosotros. CABALLO DEL ÁNGEL.

Un potente golpe en forma de ángel montando a un caballo blanco se abate sobre el guardián, este es severamente castigado por el ataque y apenas parte de su armadura consigue resistir, prácticamente toda está destrozada… la desventaja empezaba a ser notoria.

[b]Raisuke:[/b] Que gente más fuerte, como es posible, mis poderes apenas les hacen mella, debo resistir como lo hizo Benkei, aunque mi cuerpo se rompa seguiré en pie y no dejaré pasar al mal a través del templo.

[b]Kenda:[/b] Ya nada puedes hacer, aunque insistas en ser como tu héroe no podrás impedir que nos apoderemos del objeto, al final hasta Benkei fracasó en su lid y ese es el destino que te espera, un destino como el de Benkei… la muerte.

[b]Raisuke:[/b] Yo aún… no… he dicho mi… última palabra. Invoco a la gran tormenta de los Yamabushi, este es el poder de mi clan. RELÁMPAGO DE MONTAÑA.

[b]Kenda:[/b]! Atrás u os destruirá!...

Kenda colocándose delante y con artificio mágico consigue evitar la tremenda oleada de rayos y relámpagos que emanan del Yamabushi.

[b]Kenda:[/b] FANTASMA ARDIENTE.

Utilizando el poder que le confiere su maléfica energía y aprovechando el poder que irradia la tormenta de rayos creada por Raisuke, el fantasma ardiente que aparece engulle la energía y contraataca a Raisuke, este es gravemente herido pero continúa en pie como antaño lo hiciera Benkei.

[b]Kenda:[/b] No, Raisuke no te voy a permitir que tu cosmos se expanda y cree la barrera que antaño creo tu valedor, yo también conozco la leyenda de Benkei. Usando mi poder oscuro te inmovilizaré para toda la eternidad, serás un muerto en vida que no podrá hacer nada para defender Miidera, esa será tu deshonra. FANTASMA DE HIELO.

El fantasma de hielo se dirige hacia Raisuke, este continuaba como podía en pie. Una vez alcanzado por el misterioso y oscuro poder todo su ser es inmovilizado y su formidable energía sellada en la propia prisión que le concernía su propio cuerpo, pero lo más terrible es que continuaba con vida.

[b]Kenda:[/b] Jajajaa, ahora ya no podrás crear la barrera energética que sirva de protección. La Tsuri-Gane es nuestra. Epona, Venero haceros con ella y trasladarla al templo del Enryakuji. Pronto despertaremos al Gran Deva.

Ante sus ojos, apareció la sagrada Tsuri-Gane, una campana de bronce con el emblema de la flor de loto de ocho pétalos, signo inequívoco de que pertenece a Buda. Enseguida la descolgaron y se la llevaron rumbo a lo alto de las montañas del Hiei, para comenzar un ritual en el que estaba en juego el destino de Japón y el de todo el mundo.

Pero una sombra fue testigo de todo eso, esa sombra quedó horrorizada de ver lo que había ocurrido y del destino que había corrido el último Yamabushi vivo… Ni el poder de Benkei fue capaz de proteger la Tsuri-Gane y ahora todo tenía un color un poco más oscuro, un poco más tenebroso… si, sin duda había que temer, pero Buda también estaba vigilante y guiaba a sus seguidores por caminos inescrutables, si, aún tenían tiempo, la Tsuri-Gane aún no había sonado, aunque efímera aún quedaba una remota esperanza…


________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 4: EL GUERRERO INVENCIBLE[/b]


[i]Lugar. Templo de Nara [/i]

Un tipo ataviado con un poderoso cloth de tigre blanco se presenta en las puertas del templo ciudadela. Estas se abren pues esperaban a un invitado, enseguida un monje le conduce hasta el patio del gran templo central.

La ciudadela estaba rodeada por ocho pequeños templos separados por calles y jardines. En el centro se erguía orgulloso un colosal templo, este era la pieza principal de la ciudadela. Dentro, un amplio patio donde solían practicar los monjes discípulos las artes del Sohei, cuidaba de que entrara toda la luz posible que necesitaban los monjes para ejercer sus entrenos, algo que no gustó en demasía a Tora puesto que le recordaba sus tortuosos comienzos en el Dojo de Genjuro y el mismo entrenaba más gustoso a la llegada del ocaso.

El monje se retiró dejándolo solo en mitad del patio, enseguida el maestro del templo, Kazuo, hizo acto de presencia.

[b]Kazuo:[/b] ¿Quien eres tú?

[b]Tora:[/b] No importa quien sea, traigo esto para usted.

Tora le había entregado el sello del santuario para que verificara que era de allí de donde provenía.

[b]Kazuo:[/b] Vaya el santuario nos manda colaboración… pero tú no perteneces al santuario, eres un mentiroso.

[b]Tora:[/b] ¿Por qué dices eso?

[b]Kazuo:[/b] Porque eres japonés, no hay santos japoneses…

[b]Tora:[/b] Es posible que no existan santos japoneses, pero estas en lo cierto, yo no soy un santo.

[b]Kazuo:[/b] Ya entiendo, Tú no eres un enviado del santuario, has matado a aquél que debía venir, es por ello que ahora morirás.

[b]Tora:[/b] Jajaja esa si que es buena, no sabía que los Sohei fueran gente tan tonta…

[b]Kazuo:[/b] ¿Por que dices eso?

[b]Tora:[/b] Es sencillo, dices que me vas a matar y ni siquiera portas un cloth ni tan solo una de esas Do-Maru como vosotros las llamáis jajaja.

[b]Kazuo:[/b] ¿Y eso que tiene que ver?

[b]Tora:[/b] Mucho, sin esa protección no podrás hacerme frente, el que morirás serás tú.

[b]Kazuo:[/b] Prueba a ello, tal vez con un poco de suerte puedas salir de aquí con el rabo entre las piernas.

[b]Tora:[/b] Lamentaras eso que dices, pero no quiero pelear, me han contratado para algo y debes decirme que es.

[b]Kazuo:[/b] Tal vez si me demuestras que puedes vencerme te diga lo que pretendo del enviado del santuario. Creo que me han mandado a un guerrero sin valor.

[b]Tora:[/b] Espero que sepas defenderte no me andaré con chiquitas. GOLPE DEL VACÍO DEL TIGRE.

El golpe se dirige hacia Kazuo pero este con las palmas de la mano juntas crea una fuerza que emana de su propio cuerpo el cual lo recubre como si de un manto se tratara. El golpe es absorbido por esa fuerza…

[b]Tora:[/b] Ha recibido el golpe y ni siquiera lleva cloth, ¿Cómo es posible?

[b]Kazuo:[/b] Veo que eso que decías es totalmente una mentira, no eres tan poderoso, me pregunto ¿por que el santuario nos ha mandado a un incompetente como tú?.

Tora adquiere un semblante más serio y comienza a enfurecerse…

[b]Tora:[/b] Espero que sepas lo que haces, ahora no te perdonaré tus palabras, como no seas capaz de esquivar esto morirás, nadie hasta ahora a parado con las manos desnudas la garra del tigre… ¿Quieres probar su poder?

[b]Kazuo:[/b] Si te refieres a antes de echarme un siesta… no creo que tu poder sea para tomarse tantas molestias…

[b]Tora:[/b] De acuerdo, no quiero hacerte mal, pero tú lo has provocado…

[b]Kazuo:[/b] Esta aumentando de poder, esa energía es… de origen divina…

[b]Tora:[/b] LA GARRA DEL TIGRE.

El tremendo poder se cierne sobre Kazuo, éste continúa con la palma de las manos juntas y esa misteriosa aura seguía emanando de él. Una vez la poderosa garra lo alcanza surge una inmensa explosión en torno a Kazuo.

[b]Tora:[/b] No es posible, la ha resistido… ¿Quién demonios eres tú?

[b]Kazuo:[/b] No soy un demonio jajaja…

[b]Tora:[/b] ¿Cómo haces para detener mis taques sin protección?

[b]Kazuo:[/b] Jajaja aún eres joven y no sabes demasiado. Como sabrás todo en esta vida está sujeto a un Yin y a un yang, también lo están las artes del combate, Tú peleas usando el yang las artes para el ataque y yo he usado el yin como defensa. Si el poder es equivalente las dos fuerzas reaccionan y se fusionan, yo no he parado tu ataque solo he absorbido la energía de tu Yang y la he transformado en un Yin que es lo que me ha protegido… tu propio ataque me ha servido de defensa.

[b]Tora:[/b] ¿Entonces eres invencible?

[b]Kazuo:[/b] Por desgracia no es así…

[b]Tora:[/b] Pero… no he podido penetrar en tus defensas….

[b]Kazuo:[/b] Eso es lo que pasa cuando se es tan joven, no ves a tu alrededor, eres un luchador que solo ve la presa delante de él, no ves lo que te rodea, eres incapaz de prestar tus sentidos a la fuerza que hay a tu alrededor y eso algún día te costará caro. ¿No te has percatado que en ningún momento te he atacado?.

[b]Tora: [/b]Es cierto, ha permanecido inmóvil en todo momento… entonces…

[b]Kazuo:[/b] Así es la conjunción de tu yang con mi energía de yin no es suficiente, he utilizado la fuerza de mi alrededor para compensar… una fuerza equivalente a otra sería destruida que es la explosión que has escuchado, para sobrevivir a ella debo crear otra barrera independiente sino esa misma fuerza me puede dañar, pero el problema es que no puedo ni atacar ni moverme…

[b]Tora:[/b] Y así al final… serías vencido…

[b]Kazuo:[/b] Pero eso lo sabes tú ahora, lo mejor de todo es que el enemigo no lo sabe y si gasta sus energías forzando en penetrar la barrera gastará toda su fuerza y poder entonces es el momento de atacar en el cuerpo a cuerpo, la victoria es asegurada… salvo si de da cuenta.

[b]Tora:[/b] O que un poder mayor… sea utilizado.

[b]Kazuo:[/b] Si un poder mayor es utilizado entonces un cloth como tú los llamas me vendría muy bien jajaja

En ese momento un extraño monje ataviado con ropas extrañas le pide al Sohei que vaya un momento, que es un asunto urgente, tras una breve charla el extraño sale del recinto y se pierde tras la muralla del templo.

[b]Tora:[/b] ¿Que ocurre?

[b]Kazuo:[/b] Hay problemas… problemas graves, me has mostrado tu energía, solo luchando uno es capaz de comprender la naturaleza de su adversario, estoy seguro que tú lo has hecho también.

[b]Tora:[/b] Creo que así es…

[b]Kazuo:[/b] ¿Entonces confías en mi tanto como yo en ti?

[b]Tora:[/b] Así es, pero dime… ¿todo esto era para conocer a tu aliado?, ¿tú ya sabías que venía desde un inicio del santuario?

[b]Kazuo:[/b] Así es… pero pasemos al asunto que nos atañe, las noticias son pésimas pero también halagüeñas.

_____________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 5: LA DAMA SIN VOZ[/b]


En el templo de Enryakuji todo estaba preparado para el gran acontecimiento, la campana de bronce colgaba en el lugar de la vieja e inservible campana del antiguo templo mientras que en el otro lado el ariete de oro se preparaba para hacer sonar la melodía que despertaría al Gran Deva.

[b]Kenda:[/b] ¿Está preparada la Tsuri-Gane y el martillo de oro?

[b]Epone:[/b] Si mi señora.

[b]Kenda:[/b] Entonces que de comienzo la ceremonia, que el sonido se escuche en todo Kioto y parte del Japón, que escuchen el sonido de la desesperación y de la ruina.

Epone mueve el martillo hacia atrás para que con la velocidad de las cuerdas la punta de ariete golpee justo en el centro de la campana.

La Tsuri-Gane de Miidera era una gran campana compuesta en su totalidad de bronce, era de origen budista de la primera y más sagrada época del budismo. Justo en el centro se encontraba un sello del mismo compuesto que representaba a la flor de loto de ocho pétalos signo de los ocho discípulos de Buda.

El martillo con una fuerza de inercia desde la caída de su altura y guiado por las cuerdas de amarre se disponía a golpear con fuerza la flor de loto y así hacer resonar en toda la montaña la campana de los dioses. Tal era su proximidad ya de la punta de ariete, que apenas se escuchaba el zumbido del viento que cortaba a su paso el objeto dorado… Así pues se produce el fuerte golpe al chocar oro con bronce…


[i]Mientras en el templo Zen de Nara…[/i]

[b]Kazuo:[/b] Tengo que contarte algo que ha ocurrido recientemente, verás… ya sabemos quienes están detrás de todo este asunto, son los Akuso un clan que unió sus fuerzas antaño con los señores de la guerra.

[b]Tora:[/b] Conozco la historia del Sengoku Jidai… todos la conocemos.

[b]Kazuo: [/b]Pues tras esa alianza los Akuso renegaron de los Daimyo y se ocultaron durante siglos a la espera de una oportunidad mejor para hacerse con la conquista de todo Japón. Recientemente han aparecido matando a todos los que consideraron traidores a su causa empezando por sus propios aliados los Daimyo. ¿Conoces la historia de Benkei?

[b]Tora:[/b] El héroe que protegió Miidera de la destrucción y que una vez muerto continuó protegiendo el templo…

[b]Kazuo:[/b] Si pero no es eso lo que protegía, Benkei era el guardián de algo mucho más valioso y peligroso… La Tsuri-Gane, la campana de bronce de Miidera. Esa campana es la primera campana que forjaron los discípulos de Buda. Siete fueron las campanas creadas por los discípulos de Buda forjadas por los metales de los siete planetas de la astrología Tibetana; la campana de oro que representaba al Sol, la campana de plata que representaba a la luna, la de plomo que representaba a Saturno, la campana de hierro que representaba a Marte, la de estaño a Júpiter, la de mercurio a Mercurio y por último la de bronce a Venus. Todas se quedaron en los templos tibetanos salvo la de bronce que fue robada del templo de buda primario, pero esta campana tenía una maldición que los ladrones conocían, estos ladrones eran Daimyos pero fueron interceptados, fue cuando la campana se protegió en Miidera y que los Daimyo intentaron recuperar. La campana tiene el poder de despertar al Gran Deva que es un Dios oscuro y este está escrito que traería la ruina al Japón y al mundo entero.

[b]Tora:[/b] ¿Por que la única campana que tiene ese poder es la de bronce?

[b]Kazuo:[/b] Porque pertenece a Venus, esta es el símbolo de la mujer. Según las leyendas antiguas, el poder de la mujer es el único con el que se puede despertar a los dioses oscuros y el bronce es el metal que conduce a las dimensiones oscuras, en todas las religiones del mundo la mujer está maldita… Pero en el budismo es diferente, la unión entre el hombre y la mujer hace que te acerques a la iluminación.

[b]Tora:[/b] Entonces como puede ser demoníaco ese efecto.

[b]Kazuo:[/b] Por la maldición, si el poder del hombre y la mujer es despertado en el sitio equivocado en lugar de iluminación lo que traerá serán tinieblas.

[b]Tora:[/b] Entonces lo más sencillo es… hacerse con la Tsuri-Gane…

[b]Kazuo:[/b] La Tsuri-Gane a caído ya en manos enemigas…

[b]Tora:[/b] No… no es posible… entonces el despertar es inminente, tendremos que hacer frente a un Dios…

[b]Kazuo:[/b] Jajajaja eso es imposible…

[b]Tora: [/b]¿Cómo?


[i]En el monte Hiei…[/i]

[b]Kenda:[/b] ¿Qué ha pasado?

[b]Epone:[/b] Mi señora, el martillo… de oro se ha destrozado…

[b]Kenda: [/b]El golpe que le ha dado no ha hecho sonar la Tsuri-Gane, ¿por qué?

[b]Epone: [/b]Mi señora, durante el enfrentamiento con el guardián… este dijo unas extrañas palabras… dijo que no funcionaría…

[b]Kenda:[/b] Maldición hemos sido engañados… Ni un solo sonido a salido de la Tsuri-Gane, la propia campana ha engullido el efecto sonoro…


[i]En el templo de Nara…[/i]


[b]Tora:[/b] Has dicho que… ¿para hacerla funcionar falta el factor del hombre?, ¿pero qué…?, entonces… ¿debemos encontrar a ese hombre?

[b]Kazuo:[/b] Jajaja ese hombre está aquí…

[b]Tora:[/b] ¿Eres tú?

[b]Kazuo:[/b] No, jajaja no es un hombre como tal, es otro objeto sagrado…

[b]Tora:[/b] ¿Otro objeto? Aquél que representa al hombre…

[b]Kazuo:[/b] Si, así es y este es un Dorje sagrado, los tibetanos lo llaman Vajra, este representa el arma del Dios Indra señor de la lluvia y el trueno.

[b]Tora:[/b] Si nosotros tenemos el Dorje, eso quiere decir que cuando prueben la campana no podrán hacerla funcionar.

[b]Kazuo:[/b] Exacto y entonces vendrán a buscar el arma sagrada, tú te encargarás de su protección llevándola fuera de estos muros, nadie sospechará de ti… pero antes debes aprender una técnica de defensa Sohei, es rudimentaria pero te será de utilidad, vamos no hay tiempo que perder…


Mientras en Miidera los tres Akuso se presentan ante el inmovilizado yamabushi, Raisuke.

[b]Kenda:[/b] ¿Dime como se activa la Tsuri-Gane?


_________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 6: LA TÉCNICA SECRETA DEL SOHEI[/b]


En el templo de Nara, Tora se prepara para recibir los inicios de una técnica milenaria que canaliza la energía por todo el cuerpo y usar la residual del entorno como barrera de protección, sacrificando ataque por defensa. Durante la alianza Tendai Sammon la defensa era impartida por los monjes Sohei mientras el grupo de ataque era compuesto por las tropas de los Yamabushi con el objetivo de compensar las carencias de unos y otros y hacer de la unión un estilo de lucha invencible.

[b]Kazuo:[/b] Para ejecutar la técnica, debes canalizar toda la energía de tu interior y no expulsarla hacia afuera.

[b]Tora:[/b] Pero si no la expulso, esa energía podría desestabilizarse y podría volverse en mi contra.

[b]Kazuo:[/b] Así es, podría si no la contienes con la fuerza que reside a tu alrededor. Esa energía residual es la que causa el equilibrio para su contención.

[b]Tora:[/b] No se si podré, mi poder se basa en el ataque, un tigre no defiende…

[b]Kazuo:[/b] Un tigre torpe si, pero un tigre listo sabe lo que tiene que hacer para salir victorioso y más cuando la presa no es tarea fácil.

[b]Tora:[/b] De acuerdo voy a probar…

El intento sale desastroso, pues cuando Tora intenta progresar en la contención de la energía, sufre un desequilibrio que hace que tenga que expulsar rápidamente toda su energía para no ser víctima de su propio poder.

[b]Kazuo:[/b] No está mal la fuerza que tienes muchacho, pero pese a que te has acercado al camino, has confundido lo elemental. Te mueves mucho y estás muy tenso… ¿Sabes como se le llama a esta técnica? Se le llama el Tambor Celestial.

[b]Tora:[/b] ¿El tambor Celestial?

[b]Kazuo:[/b] Si, pero es un poco paradójico pues el efecto es el contrario, para equilibrar la fuerza debes permanecer quieto, con las palmas de las manos juntas, tus ojos, tus oídos, así como todos tus sentidos deben desaparecer para poder acumular esa fuerza en pos de una ilimitada defensa. Esa es la defensa que detiene todo mal, pero hasta incluso para mi la técnica tiene sus carencias. Solo alguien próximo a los dioses es capaz de utilizar una técnica como esta de modo perfecta. Cuando la técnica no es completa se le llama Tambor Celestial por que debes apaciguar todo sentido que pueda proporcionar ruido, ya sea con la visión, con los oídos o con cualquier otro sentido. El Chi del entorno tiene que danzar sobre ti.

[b]Tora:[/b] ¿De acuerdo lo intentaré?

Tora comienza el proceso y mientras junta las palmas de la mano empieza a concentrar toda la energía de ataque cerca de él asimilando el entorno, cerrando todos sus sentidos como puede, pues la tensión del Chi energético es muy fuerte consigue crear algo parecido a un espacio que lo envuelve como una fina capa de energía, en parte el sorprendente y rápido progreso se debe por que al cerrar los ojos y sus demás sentidos el tigre siente que lo envuelve la noche… y esa noche pertenece al cazador… sus sentidos se le desarrollan más y sus poderes se incrementan, algo que consigue sentir el maestro Zen quedando admirado por los increíbles resultados de su improvisado discípulo.

[b]Kazuo:[/b] Es increíble lo ha conseguido, se ve que al cerrar todos sus sentidos una fuerza extraordinaria a penetrado en él. El santuario ha sido muy inteligente al enviar a este guerrero, si eso es así, el santuario cuenta con un poderoso grupo de santos de ilimitados poderes… la tierra estará a salvo sin duda, pero muchos peligros también muy poderosos amenazan la paz de todo el mundo y me temo que hasta esos santos tengan problemas para defender la paz.

Tora exhausto por el esfuerzo se siente mareado y se pregunta si esta técnica no es más bien una debilidad más que una ventaja…

[b]Tora:[/b] Maestro Kazuo, ¿se podría utilizar esta técnica para atacar luego de defender?

[b]Kazuo:[/b] Es muy posible pero solo un dios o alguien muy cercano a ellos puede combinar esta defensa con un ataque. Piensa que no solo debes crear una barrera lo más perfecta posible, pues cuando más perfecta mayor sería tu poder y tus habilidades, debes también ser capaz de lanzar un ataque de igual o mayor intensidad y mira como acaba tu energía… Tu Chi solo evita que gaste toda la energía protegiéndote y queda un residuo para volver a hacer una barrera que evidentemente cada vez iría a menos, pero tus dotes de ataque se ven mermadas… si el rival gasta las energías en el ataque se quedará desprotegido y si eres lo bastante fuerte podrás acabar con él.

[b]Tora:[/b] Solo un Dios puede hacer algo semejante… es algo que es imposible para nosotros los humanos, ya he podido ver lo que ocurre cuando se utiliza…


[i]Mientras en la entrada al templo de Miidera.[/i]

[b]Kenda:[/b] Raisuke, ¿vas a contestar?... ¿Cómo se activa la Tsuri-Gane?

Raisuke que no podía moverse pero podía ponerse en contacto telepático con su interlocutor le dijo que jamás le diría nada, si él había fallado solo merecía la muerte por sus errores y de hecho si pudiera se quitaría el mismo la vida, haciendo honor a la causa samurai que su propio clan seguía firmemente desde cientos de años.

[b]Kenda:[/b] Haces honor a la causa Benkei, parece que no te sacaremos fácilmente la información.

[b]Epone:[/b] Matémosle ya de una vez, este individuo no nos es ya de utilidad.

[b]Kenda:[/b] Esperad, hay un modo de hacerle hablar.

Raisuke que pensaba que eso era imposible, pronto entendería el poder que hay oculto en algunos seres repletos de oscuridad que alzan sus banderas con los hilos tenebrosos del mundo de las sombras.

[b]Kenda: [/b]Raisuke, yo no soy una guerrero Akuso normal, mi poder va más allá de la comprensión que puedas tener sobre lo que es un guerrero. Mi estirpe es mucho más profunda de lo que piensas… El clan Akuso solo me acogió como su líder, pero yo en realidad soy descendiente de los guerreros legendarios del clan Minazuki (los brujos demonios), como sabrás había una vertiente del clan en el cual solo habían mujeres, mujeres que habían cambiado su alma a los demonios por el poder del alma de las sombras. Ahora nuestro poder es total.

[b]Raisuke:[/b] ¡No es posible!, ahora lo entiendo todo… el clan Akuso solo ha sido una vulgar distracción… si los Minazuki están detrás de todo y despiertan al Gran Deva se convertirán en sus seguidores y una era de oscuridad infinita gobernará el Japón.

[b]Kenda:[/b] Ahora te mostraré los poderes de los Minazuki. FANTASMA ORUGAI.

El fantasma de una vieja bruja se introduce por la nariz del guerrero Yamabushi, este empieza a convulsionar y a tener espasmos muy fuertes, Un frío intenso se apodera de él y pese a la inmovilidad sus labios empiezan a hablar del segundo objeto protegido, El Dorje sagrado de Indra y que se encuentra protegido en el templo de Nara. Poco después el fantasma de la bruja sale de él ocasionándole una muerta espantosa, en la que toda la energía que en su cuerpo había quedado había sido succionada por el fantasma y este a la vez la había utilizado para arrebatarle la vida.

En ese mismo instante cuatro sombras aparecen frente a ellos una de las cuales era inmensamente grande.

[b]Epone:[/b] ¿Por fin habéis llegado?

La sombra descomunal era la que hablaba.

[b]Daikoon:[/b] ¿Cuál es nuestro objetivo?

[b]Kenda:[/b] Dirigirse hacia Nara, y traerme un objeto sagrado… el Dorje de Indra.

[b]Daikoon:[/b] ¿Cómo deseéis?

[b]Kenda:[/b] Y otra cosa, eliminad a todo aquél que se interponga.


Jajajaja

Las cuatro sombras parten de inmediato hacia Nara…

_______________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 7: BUSCANDO LA VOZ DEL TRUENO[/b]


[i]Lugar Templo de Nara.[/i]


[b]Kazuo:[/b] No hay tiempo que perder, debes tener el Dorje y protegerlo, sin él jamás podrán despertar al Gran Deva.

[b]Tora:[/b] ¿Ese Gran Deva que es realmente?

[b]Kazuo:[/b] Lo que debes de entender es que el Gran Deva no forma parte de los Dioses comunes, su nacimiento es oscuro como las mismas tinieblas y nació como un semidiós, pero su poder y su ambición le llevó a derrocar a dioses mayores y conseguir el título de Dios. Este ser tiene la intención de unificar por la vía de la destrucción todas las doctrinas religiosas del mundo. Es un Dios del mundo antiguo que desea ser adorado y restaurar los sacrificios sangrientos en su nombre.

[b]Tora:[/b] Entonces no es nada bueno que resucite.

[b]Kazuo:[/b] Si él vuelve a despertar, ningún poder en la tierra podrá con él. Ven conmigo.

Conduciendo a Tora hasta el altar del centro del templo, le hace entrega un fabuloso Dorje de bronce.


El Dorje o Vajra es un objeto peculiar; en el centro la esfera representa la beautitudine que es la iluminación que Buda alcanzó fácilmente, en los extremos viene representada la flor de loto que hace referencia a los dos mundos el intangible (Samsara) y el tangible (Nirvana). Las dos extremidades esféricas representan a los sunyatas que es la primordial estructura del universo.

[b]Kazuo:[/b] Este es el Dorje sagrado de Indra, representa la firmeza de espíritu y el logro de un elevado poder espiritual en grado de guiar la verdad en pos de destruir la ignorancia. Guerrero, esto que tienes en tus manos es un arma muy poderosa.

[b]Tora:[/b] Un arma de índole divina… es muy interesante… percibo el gran poder que de él emana.

[b]Kazuo:[/b] El Dorje representa lo masculino, el trueno y la mente mientras que su contraposición es lo femenino que es representado por la Tsuri-Gane y se basa en el diamante y en el cuerpo físico. Ambos tienen el grabado de la flor de loto de ocho pétalos símbolo de los cuatro discípulos de Buda y sus respectivas esposas. Por eso la Tsuri-Gane no debe unirse al Dorje, el hombre y la mujer ambos representados darían paso a la iluminación suprema pero para ello deberán abrir las dimensiones espaciales del universo y eso hará despertar al Gran Deva, solo en el templo primario se puede acceder a su poder sin abrir dichas dimensiones. Buda cree que cada cual debe alcanzar la iluminación por medios propios y siguiendo unas pautas. Los dioses no deben colaborar en el enriquecimiento de sabiduría del hombre y de la mujer, se debe hallar por medios propios.

[b]Tora:[/b] Si, entiendo que los poderes de los dioses deben permanecer sellados.

[b]Kazuo:[/b] Hay una cosa más, en los extremos del Dorje hay tres cercos es el símbolo de las seis vías que conducen a la perfección: Paciencia, generosidad, disciplina, empeño, meditación y sabiduría.

[b]Tora:[/b] Yo no soy budista y todo eso me parece muy bien, pero tengo una misión que cumplir…

[b]Kazuo:[/b] No infravalores los poderes cósmicos, el poder que pueden desatar es impredecible y pueden guiar tu camino aún sin saberlo uno mismo.

[b]Tora:[/b] ¿Pero guiarlo hacia dónde?, ¿Hacia la salvación o hacia la destrucción?.

[b]Kazuo:[/b] Sigue el camino de las seis vías y te acercarás a la iluminación.

[b]Tora:[/b] Voy a terminar ya con esto. Si venzo al enemigo, no quedará peligro posible para nadie.

[b]Kazuo:[/b] No subestimes al enemigo, aunque tu naturaleza te obligue a lanzarte de frente, debes ser paciente, el enemigo intentará dar contigo, tienes algo que ellos anhelan… y no tardarán en buscarte.

[b]Tora:[/b] Por eso, ¿para que retrasar lo inevitable?.

[b]Kazuo:[/b] No puedes saltar de lleno en la boca del lobo. La paciencia es la primera premisa de las seis vías…

[b]Tora:[/b] Como dije yo no soy budista, además no me gusta la idea de esperar a que me encuentren.

[b]Kazuo:[/b] ¿Que piensas hacer?

[b]Tora:[/b] Iré de excursión por la montaña… al templo de Enryakuji.

[b]Kazuo:[/b] ¿Qué? Debo detener esto, eso es entregar a nuestros enemigos el arma sagrada… ¿acaso no lo ves?, ¿no te das cuenta que ese no es el camino a seguir?

[b]Tora:[/b] Es el camino más rápido.

[b]Kazuo:[/b] De acuerdo, actúa como quieras… pero ten presente todo lo que has visto y entendido, en algún momento dado pueden serte muy útiles y una cosa más… no mueras.

[b]Tora:[/b] jejeje el tigre debe cazar, ya es hora de darse a conocer…

Una vez dicho esto, se despiden pese a la oposición del maestro Zen, pero este entiende que no se puede luchar contra la naturaleza de uno mismo, también entiende que el mercenario nunca llegará a entender la verdad universal y por ello su progreso llegará el día en que se estancará, pero la fuerza y la ilusión por la lucha puede atrasar ese momento.

De camino al monte Hiei alguien se cruza en el camino de Tora, eran cuatro guerreros aparentemente con armaduras similares a la suya…

[b]Tora:[/b] ¿Quienes sois?

[b]Daikoon:[/b] Vaya, es increíble encontrar a alguien así aquí… ¿Cómo es que el santuario se ha movilizado solo con un santo?

[b]Tora:[/b] ¿Sois santos?

[b]Daikoon:[/b] Jajajaja no, no somos santos, pero por lo que veo tú tampoco lo eres.

[b]Tora: [/b]¿No sois santos? Entonces… ¿quién demonios sois?, esas armaduras son cloths similares a la mía.

[b]Daikoon:[/b] Somos mercenarios, caballeros mercenarios.

[b]Tora:[/b] ¿De Grecia?

[b]Spiro:[/b] Jajajaja si y aunque tu armadura es Griega, eres un japonés, que cosa más curiosa, tú no pareces un santo de Athena.

[b]Tora:[/b] Eso es por que no lo soy.

[b]Daikoon:[/b] Muy interesante, tenemos aquí a un mercenario como nosotros… jajajaja

[b]Tora:[/b] Es muy posible, si vosotros sois mercenarios decidme, ¿Para quién trabajáis?

[b]Daikoon:[/b] Nosotros trabajamos para el que más se adapta a nuestras aptitudes jajaja, en este caso estamos a las ordenes de los Akuso.

[b]Tora:[/b] ¡Los Akuso!, malditos…

[b]Daikoon:[/b] Entiendo que tú trabajas para la parte contraria y como te encuentras en dirección opuesta a la nuestra quiere decir que vienes de Nara.

[b]Tora:[/b] ¿Pero quien es este tipo? Su seguridad me confunde…

[b]Daikoon:[/b] Bien, yo soy Daikoon y estos son: Buto que porta la armadura del Casuario, Reece de lémur y Spiro de lamprea.

[b]Tora: [/b]Yo soy Tora del tigre.

[b]Daikoon:[/b] Muy bien hechas las presentaciones te haré la pregunta. ¿Quieres unirte a nosotros?

[b]Tora:[/b] ¿Qué dices?

[b]Daikoon:[/b] Nuestra ley de mercenario no contempla el cambio de quien nos contrata, pero en este caso te haré un favor pese al deshonor, únete a nosotros que somos como tú, pertenecerás a un nuevo grupo compuesto por santos libres y trabajaremos para nuestros propios fines. ¿Qué dices, quieres ser un sonota saint?

[b]Tora:[/b] Jamás me uniré a gente como ustedes, yo soy libre y además no me gusta cambiar de bando así por que si, si os retiráis os perdonaré la vida.

[b]Daikoon:[/b] Jajajaja no tienes ni idea de quién soy, si lo supieras te echarías a temblar. De acuerdo danos el Dorje de Nara y serás tú el que conserves la vida.

[b]Tora: [/b]¿Qué?, ¿pero como sabéis que lo tengo?

[b]Daikoon:[/b] Vienes de Nara, y estoy seguro que allí esperan un ataque, es de una inteligencia incomparable, esconderla un japonés no levantaría demasiadas sospechas, pero no contaban con que otros griegos estarían en disputa, jajajaja. Si… los Akuso aprendieron de los errores del pasado y ante la eventual llamada a los santos, estos también decidieron cubrirse las espaldas. Si los santos luchan contra los santos ellos tendrían más movilidad. Como ves vuestras tretas no han dado resultado jajaja

[b]Tora:[/b] Maldición este tipo está muy bien informado, solo queda luchar.

Tora se pone en guardia ante una eventual lucha que ya nada puede parar, pero pese a su sorpresa la actividad luchadora le alegra, por fin se podrá medir a santos griegos aunque estos no pertenezcan a la orden de caballeros de Athena.

[b]Buto:[/b] Déjenoslo a nosotros Daikoon.

[b]Daikoon:[/b] Como queráis pero terminar pronto, tenemos una misión que cumplir…

Reece y Buto se adelantan y preparan sus ataques.

[b]Reece:[/b] Cuando un Lémur te señala la muerte es inminente, esa es la maldición de este ser. DEDO DE MUERTE DE LEMUR.

El ataque pese a ser un golpe mortal cruza demasiado lento para Tora y este saltando ágilmente y girando sobre si mismo en un giro consigue esquivarle sin problemas ante el asombro de su enemigo, pero lejos de haber terminado otro golpe es enviado desde otro de los flancos, se trata de Buto que utilizando su prisión de viento consigue inmovilizar a Tora.

Tora intenta liberarse de esa prisión que lo ata como si las ondas de viento fueran unas poderosas cadenas, mientras Reece vuelve a intentar el ataque del Lémur.

Este ataque impacta en Tora lo cual hiere al guerrero ante las carcajadas de sus dos rivales, solo uno de los cuatro misteriosos sonota está serio. Se trata del gigantesco Daikoon que aparentemente es el jefe de esa expedición.

Tora aunque herido hace un esfuerzo con toda la energía cósmica que es capaz de acumular y rompe las correas de viento creadas por el mercenario, ya recuperado se lanza como una fiera hacia sus oponentes utilizando la poderosa garra del tigre con ambas manos. El resultado es satisfactorio pues los enemigos son golpeados salvajemente y sus cloths rotos en mil pedazos ante los estupefactos guerreros que no entienden el poder ejercido que los ha llevado a la más miserable de las derrotas…

[b]Daikoon:[/b] Muy bien, muy bien, tenemos a alguien que merece la pena… por fin, ya estoy harto de enfrentarme a tanto alfeñique. Jajajaja

Ante el avance del gigante, Tora se pone en guardia, pero lo que más le extraña es que el otro mercenario, se queda sin hacer nada. Si tan poderoso es el enemigo ¿Por qué no atacan los dos?, ¿O es que están muy seguros del poder de Daikoon?
______________________________________________________________________________



[b]CAPÍTULO 8: EL DESCENDIENTE DE LOS DIOSES.[/b]


El gigante sigue su avance hacia Tora, pero este intuye algo extraño en el rival por lo que en lugar de aguardar a un posible ataque, emprende la ofensiva con una rapidez digna de un felino. Usando nuevamente su Garra del Tigre asesta un tremendo golpe a Daikoon…

[b]Tora:[/b] Sigue en pie…

[b]Daikoon:[/b] Jajajaja ¿con esta caricia pretendes vencerme?, Tú no eres un tigre eres solo un gatito jajaja

[b]Tora:[/b] Su armadura no lleva apenas daños, ¿Cómo es posible?

[b]Daikoon:[/b] Esta armadura no es igual que la tuya, pertenece a una antigua estirpe de guerreros poderosos que han ido apareciendo a través de los tiempos.

[b]Tora:[/b] Este individuo no es normal, de él emana un cosmos muy intenso, es de índole divino. ¿Pero quién es?

[b]Daikoon: [/b]Espera ahora veras la fuerza que puedo llegar a desarrollar. POR LA FUERZA DE HERACLES.

El golpe adquiere una velocidad y una intensidad brutal, Tora que no esperaba un ataque como este lo recibe de lleno y cae herido con la armadura agrietada.

[b]Daikoon:[/b] Jajajaja

Tora como puede se levanta tambaleándose, el golpe a sido fortísimo y empieza a nublársele la visión.

[b]Tora:[/b] ¿Que fuerza tan descomunal?...

[b]Daikoon:[/b] ¿Quieres saber quién te va a matar?... de acuerdo te lo diré. Mi estirpe es la de los Heráclidas y mi poder nos lo otorga mi señor Heracles. Heracles es un héroe mitológico que consiguió por sus propios medios convertirse en un Dios. Tras su muerte y divinidad posterior dejó su legado de poder en nosotros los Heráclidas, que somos parte de su descendencia en la tierra. Solo hombres fuertes y poderosos podemos vestir sus sagradas armaduras. Durante generaciones hemos ido generación tras generación manteniendo el número de sus discípulos, somos doce en total, los Heráclidas y nosotros como él buscamos un camino diferente… él no siguió a ningún Dios y aún así fue aceptado en el Olimpo, por eso nosotros somos su espejo y nos dedicamos a trabajar a las ordenes de otros según nos interesa.

[b]Tora:[/b] He oído hablar de los Heráclidas, son guerreros muy fuertes que son capaces de abrir las entrañas de la tierra con sus pisadas y con sus manos aplastar las estrellas… Este rival es distinto, es una máquina de matar.

[b]Daikoon:[/b] Yo poseo una de las doce armaduras sagradas de mi señor Heracles, La de la Hidra de Lerna

[b]Tora:[/b] ¡La hidra de Lerna!, las armaduras son las de los doce trabajos de Heracles…

[b]Daikonn:[/b] Cada generación aparecen doce guerreros vistiendo las armaduras que nuestro Dios nos brinda. Nuestro Dios se rige por la fuerza, siendo esta la premisa especial para ser uno de nuestra estirpe de gloriosos guerreros.

[b]Tora:[/b] Si eso es como dice hay más guerreros con una fuerza ilimitada…

[b]Daikoon:[/b] Jajaja pobre infeliz, es cierto que los Heráclidas somos poderosos y pertenecemos a esa saga de guerreros heroicos, pero no trabajamos juntos. Cada uno debe buscar el camino que crea oportuno.

[b]Tora:[/b] Si el resto no están aquí y solo quedan estos dos tendré más posibilidad de vencer, aunque vencer a este no va a ser tarea fácil.

Tora fuertemente herido se dispone a usar todo su poder para derrotar al poderoso visitante…

[b]Tora:[/b] No puedo descuidarme, esta vez te venceré con mi arma más poderosa…

Pero en ese instante Daikoon lo sorprende con un ataque rápido mientras él en un intento inesperado intenta cambiar de estrategia, pues ha descubierto que prácticamente es imposible esquivar el tremendo poder de este enorme hombre. En todo el valle resuena el poder de Daikoon invocando con sus poderes el divino ataque… EL METEORO DE HERACLES.
El poder lanzado es de una violencia que no conoce límites, un poder digno de los dioses pero utilizado con furia y con ambición. Formando dos inmensos cráteres en torno a Tora por las dimensiones del gran poder, este yace inconsciente ante el temible golpe del titán mostrando en su mano el poderoso Dorje sagrado.
Spiro se adelanta y se lo quita…

[b]Spiro:[/b] Daikoon, ya lo tenemos, vamos, nos esperan en el templo de Enryakuji con premura.

[b]Daikoon:[/b] Tora, eras un gran guerrero, me ha sabido muy dulce tu derrota, jajajaja, me he tenido que emplear a fondo para conseguir vencerte jajaja, estos japoneses son muy poca cosa, solo tú has merecido la pena jajajaa

Diciendo estas palabras los dos supervivientes de la contienda se marchan hacia el lugar indicado, en ese momento Tora se recupera como si nada le hubiera afectado…

[b]Tora:[/b] Ese poder es muy grande, de no haber usado la técnica Sohei, estaría hecho pedazos. Gracias a que ellos no se han dado cuenta del engaño me llevarán directamente hasta el lugar donde se encuentran mis verdaderos enemigos, de todas formas tendré dificultades si este tipo está allí, pero la próxima vez, descubrirá que no soy tan sencillo de eliminar.

Ya los mercenarios en las cumbres del monte Hiei, un templo les sale al paso. Se trata del gran templo de Enryakuji. Allí los tres Akuso los esperaban con impaciencia.

[b]Kenda:[/b] ¿Lo habéis traído?

[b]Spiro:[/b] Si aquí está…

[b]Kenda:[/b] El Dorje de Indra por fin… en nuestras manos… ahora podrá regresar el Gran Deva, jajaja todo el Japón será nuestro. Por cierto… ¿habéis tenido algunos problemas para haceros con él?

[b]Daikoon:[/b] Nada que no se haya podido resolver con mano firme.

[b]Kenda:[/b] Jajaja pues debió ser una bonita lucha cuando hasta dos de los vuestros han resultado derrotados jajaja.

[b]Daikoon:[/b] El rival era más poderoso de lo que parecía.

[b]Kenda:[/b] ¿El rival?

[b]Daikoon:[/b] Un mercenario de los Sohei llevaba escondido el Dorje, por fortuna nos cruzamos con él…

[b]Kenda:[/b] Entonces el templo de Nara sigue en pie…

[b]Daikoon:[/b] La misión era traer el objeto y vencer a todo aquél que se interpusiera y así se ha hecho.

[b]Kenda:[/b] Bueno no importa, una vez que el Gran Deva vuelva a la vida todos los Sohei acabarán pereciendo.

Spiro le da el Dorje sagrado a Kenda…

[b]Kenda:[/b] Es fabuloso, esta es la llave que gobernará al mundo… jajajaja

_________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 9: HOMBRE Y MUJER, EL DON DE LA ILUMINACIÓN.[/b]


Alzando el Dorje sagrado este es iluminado por los últimos rayos solares del atardecer, resplandeciente y poderoso el Dorje empieza a emitir una potente energía. Epone descubre la Tsuri-Gane que ya está dispuesta a ser usada pero antes…

[b]Kenda:[/b] Muy bien todo está preparado para la ceremonia de la llamada, a estos ya no los necesitamos… acabad con ellos.

[b]Daikoon:[/b] ¿Qué?, ¿una traición?

Epone y Venero lanzan sus ataques contra Spiro el cual es derrotado enseguida…

[b]Venero:[/b] ahora te toca a ti el honor de caer jajaja

Venero lanza su ataque de Lluvia de Fuego pero Daikkon simplemente la esquiva cubriéndose con sus largos brazos en forma de cruz.

[b]Daikoon:[/b] Ya estoy harto de estos orientales. LA FUERZA DE HERACLES.

El golpe doble golpea a los dos lugartenientes de Kenda y estos pronto son derrotados ante el asombro de su líder. Jamás pensó que nadie en la tierra tuviera un poder semejante.

[b]Kenda:[/b] Parece que tú eres distinto, tienes un poder sin igual, pero no podrás conmigo, yo no soy Akuso soy Minazuki.

[b]Daikoon:[/b] Atrás mujer o te la verás con un descendiente de Heracles

[b]Kenda:[/b] ¡Heracles! Jajaja la historia se va a repetir, ningún hombre venció jamás a Heracles pero si una mujer, la mujer en quien más confiaba. Ese será también tu destino, no podrás evitar que despierte a mi señor.

[b]Daikoon:[/b] Me haré con esos objetos sagrados y los venderé al mejor postor jajajaja al final si habrá merecido la pena venir desde Grecia.

[b]Kenda:[/b] No podrás conmigo, Mi fantasma de Hielo te inmovilizará y serás mío. FANTASMA DE HIELO.

El fantasma de hielo se dirige hacia Daikoon pero este levanta las manos creando una fuerte corriente de energía que detiene al fantasma…

[b]Kenda:[/b] Has detenido a mi fantasma de hielo… ¿Cómo?

[b]Daikoon:[/b] Mi poder es mayor del que imaginas mujer. LA FUERZA DE HERACLES

El inmenso poder actúa y derriba a Kenda, esta está totalmente sorprendida por la inagotable fuerza de su adversario, ¿es que es un rival al que no se le puede detener?, no es posible piensa, tan cerca de conseguir el éxito y este enemigo no es para nada como el resto… nunca debió de traicionar a un santo.



Levantándose entiende que solo le queda una oportunidad para poder deshacerse de él y tal vez a la vez conseguir una gran ventaja.

[b]Kenda:[/b] De acuerdo usaré el poder que las brujas de Minazuki poseemos, Te arrebataré el poder con la esfera de la muerte aunque en ello me vaya casi toda mi fuerza vital. ESFERA DE MALDICIÓN.

La esfera creada por Kenda empieza a emitir un brillo oscuro intenso y arremete con su poder oscuro contra Daikoon, este que no sabe lo que se le viene encima y muy seguro de sus poderes descuida la defensa y el poder lo envuelve. El gigante ahora está totalmente inmovilizado pero en él algo ha cambiado. Sus ojos destellan rojizos y pese a una lucha interior siente como su alma se extravía. Kenda exhausta apenas se mantiene en pie… pero ríe, ríe como nunca… su mayor rival a caído en la trampa de la muerte devoradora de almas.

[b]Kenda:[/b] Ahora tu vida me pertenece, serás como un zombie a mi servicio, recordarás tus poderes, pero los usarás sin contemplación ninguna poniendo toda tu vida en ellos, lucharás hasta que mueras a mi servicio. Jajaja Esperaba no tener que usarlo pues ese poder me quita todas las energías, pero mi poderoso esclavo merece la pena. Ahora usaré el Dorje para hacer sonar la Tsuri-Gane nadie me detendrá…

Pero Kenda la hermosa mujer Minazuki se da cuenta que el Dorje a desaparecido…

[b]Kenda:[/b] Pero, ¿que es esto?, ¿donde ha ido a parar el Dorje?, ¿no será que ha sido destruido?, no, eso no es posible el arma sagrado no se puede romper… entonces ¿Dónde está?

En ese momento un guerrero aparece portando el cloth del tigre blanco sagrado…

[b]Tora:[/b] No chilles mujer, soy yo el que lo tiene y he presenciado todo. Te agradezco que hayas usado ese poder contra el gigante, de haberlo usado conmigo habrías ganado pero ahora estoy aquí con el objeto sagrado en la mano y tú débil como una niña… la amenaza ha sido destruida ya no podrás hacer nada por devolver a tu querido Gran Deva a nuestro mundo.

[b]Kenda:[/b] Eso crees… aún no has vencido y yo cuento con un poderoso guerrero a mi servicio, su lucha interna a finalizado y la sombra guardiana se ha hecho con su voluntad totalmente… después morirá jajaja pero antes me devolverá el Dorje para que mi sueño y el de mi clan se cumpla.

[b]Tora:[/b] Eso lo impediré, ya me enfrenté antes con él y no consiguió eliminarme.

[b]Kenda:[/b] No lo entiendes… a su basto poder ahora hay que añadir el espíritu de los demonios. Esa posesión le va a dar una mayor fuerza todavía pero le resultará letal. Más tarde poco a poco el gigante irá pudriéndose hasta que vuelva a caer en el infierno junto con el alma de su poseedor jajajajaa.

[b]Tora:[/b] Tus técnicas resultan vejatorias para la orden de luchadores, todos vosotros que empleáis dotes oscuras debéis morir y desaparecer de este mundo.

[b]Kenda:[/b] Basta de palabras, Esclavo, esta es tu primera y única orden acaba con él y tráeme lo que lleva consigo… El Dorje Sagrado. Cuando hombre y mujer se unan surgirá la perdición jajaja de la iluminación pasará a la oscuridad y nosotros los Minazuki gobernaremos a la diestra de su señor el poder. Jajajaja

Daikoon poseído por el brujo de los demonios se dirige a combatir contra Tora. Conectando un poderoso ataque que roza a Tora el cual cae desequilibrado al suelo, acto seguido gira en el suelo para esquivar otro ataque y así ataque tras otro surgen sin descanso, como si el gigante estuviera fuera de si y una locura de destrucción se hubiera apoderado de él.

[b]Tora:[/b] Si me descuido me alcanzará, ahora ataca con mucha más violencia y fuerza, el espíritu ese ha hecho sin duda un buen trabajo.

_______________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 10: CHOQUE DE FUERZAS, YANG CONTRA YANG.[/b]


Los ataques se suceden de inmediato y casi sin respirar Tora se encuentra en una acción defensiva constante. Apenas se recupera y ya está siendo nuevamente atacado. Su rival Daikoon, no expresa sentimiento alguno, babeando y con los ojos ungidos en sangre solo tiene un objetivo matar a su presa y destrozarla.

Tora en un momento de ventaja consigue recomponerse de tanto esquivar y prepara la Garra del Tigre. Conectando esta sobre el rival con un incremento de energía sustancial como para crearle daños, este la recibe pero como si de un soplo de viento se tratara continua indemne y atacando hasta que el gigante prepara una de sus técnicas predilectas… EL METEORO DE HERACLES.

Tora ve venir el golpe pero este es mucho más rápido y poderoso que antes, como no le da tiempo a crear la barrera Sohei, decide unirse a ese ataque y esquivarlo recibiendo el menor daño posible y así solo parte de él lo alcanza pero siendo arrastrado con una fuerza violenta varios metros hacia delante.

Tora era eso precisamente lo que pretendía y pese a sus heridas que ya empezaban a abrirse, consigue tomar una ligera ventaja de unos metros, lo justo para crear tiempo de ejecutar su mayor y más perfecta técnica. La garra de fuego.

Ascendiendo su poderoso cosmos Tora abre el tercer ojo del tigre que conecta junto a su corazón con el cuarto chakra de la vida. Una inmensa cortina de fuego inunda su energía que va a ser expulsada…

Mientras el enemigo continúa juntando los puños para crear su potente ataque del meteoro de Heracles.

[b]Tora:[/b] LA GARRA DE FUEGO DEL TIGRE.

[b]Daikoon:[/b] METEORO DE HERACLES.

Ambos poderes chocan y ambos son derribados por la imponente fuerza desarrollada por esos poderes tan inmensos, pero al contrario que Tora que se levanta con muchos problemas, su rival el gigante Daikoon se levanta como si nada aunque parte de su poderoso cloth esta abierto y desmembrado por las garras de fuego del tigre blanco.

[b]Tora:[/b] Es increíble, no puedo con él, si fuera un humano normal habría acabado con él, pero no, ese espíritu le da una protección singular, no, no es una protección normal le da una vida que le está arrebatando y consumiendo desde dentro. Eso es lo que está pasando mientras el demonio devora su interior este le ofrece una vida invulnerable aunque efímera y pese a ser solo un espejismo y su vida estar ya acabada continúa progresando y luchando.

[b]Kenda:[/b] Ese es el poder de la oscuridad, jajaja pronto tú también estarás bajo su yugo.

[b]Tora:[/b] Debo pensar algo pero ¿el qué?.

Un nuevo e inesperado ataque se cierne sobre Tora y este vuelve a la defensiva mientras su rival no para de propinar golpes muy poderosos y rápidos al vacio.

[b]Tora:[/b] No puedo defenderme para siempre y si uso la técnica del maestro Zen no le llevará demasiado eliminarme… estoy en un callejón sin salida. Solo me queda una oportunidad y es bloquear sus ataques… usaré el poder que hay en mi para herirle los puños y los brazos, así sus golpes serán más débiles o en el mejor de los casos no los podrá usar.

Tora aprovechando los ataques seguidos de Daikoon, crea un momento para la ejecución de la Garra de Fuego, esta vez la concentra en los brazos del adversario y acto seguido la inmensa fuerza del tigre hace su aparición…

El poder golpea al gigante y este es derribado, pero cuando vuelve a alzarse sus puños y brazos están abrasados…

[b]Tora:[/b] Es curioso no le he oído gritar… ¿es que no siente dolor?

Pero Tora había errado en sus cálculos pues el gigante nuevamente se disponía a emplear el poderoso Meteoro de Heracles.

Tora se queda perplejo ante lo que acaba de ver y el tremendo poder se abate sobre él, esta vez si usa la técnica Sohei a tiempo y esquiva el golpe…

[b]Tora:[/b] He fallado mi técnica no le hace detenerse y he perdido mucha energía ya… ¿Cómo luchar contra un hombre que no siente dolor, que no siente nada y que descansa?
Mientras este hecho ocurría Daikoon se detiene un momento…

[b]Tora:[/b] ¿Que ocurre?, se ha detenido, es que acaso el demonio lo devora demasiado deprisa o es… que, si claro es eso, debe tratarse de eso ya lo tengo.

Tora se dispone nuevamente con los restos de su energía a usar si técnica secreta, esta vez le enfrenta de lleno y ante la duda del contrincante las llamas le cubren todo el frontal de la armadura destruyéndola por completo. Pese al poder y a la destrucción del peto de la armadura Daikoon continúa erguido y en pie.

[b]Kenda:[/b] ¿Que ocurre?, ¿por qué no atacas?, tu enemigo está ahí delante… ¿o es que el demonio ha acabado ya contigo?, eso no es posible…

Tora ve como Daikoon cae al suelo poco después y queda inconsciente…

[b]Tora:[/b] Él no ha caído por mi golpe, es algo más… parece que lo he conseguido…

[b]Kenda:[/b] ¿Qué es lo que has hecho?

[b]Tora:[/b] Es muy complicado, pero has visto el ataque al alma, mi ataque no tenía por objetivo matar a Daikoon, sino a su demonio interior, me di cuenta de que Daikoon es un guerrero muy fuerte y orgulloso y no se estaba dejando dominar del todo, por eso a la lucha de su interior le añadí la mía, aunque con ello haya tenido que recibir un golpe mortal. Pero lo he liberado de su prisionero. Mi golpe atacaba el espíritu maligno que lo poseía.

[b]Kenda:[/b] Tú no eres un brujo, no puedes hacer cosas como esa.

[b]Tora:[/b] Ahora lo he comprendido, cuando se tiene un cosmos elevado se puede conseguir cualquier milagro, los santos obran milagros y son capaces de todo, pero aunque nosotros a menor escala también lo podamos hacer y no se parezca al de ellos, podemos atacar el espíritu del enemigo si fundimos todo el nuestro con de alguien que lucha con todas sus fuerzas para sobreponerse a un mal y eso es el cosmos de la vida y de la unión. Yo escuché su grito de lucha a través de mi corazón… aquello que trata Buda de enseñar no es el como hacerlo sino el como seguirlo, el camino natural de las cosas, las seis vías de poder… para alcanzar la iluminación, pero esto solo es una parte del sinuoso camino.

[b]Kenda:[/b] No puedo consentir que te salgas con la tuya, debo recuperar el Dorje…

________________________________________________________________________________



[b]CAPÍTULO 11: LA SOMBRA DE MINAZUKI MEKAI[/b]


[b]Kenda:[/b] Mi fuerza está muy mermada pero la tuya también, pese a todo has gastado mucha energía para luchar contra el gigante, ahora ambos estamos en igualdad de condiciones… pero yo… yo… tengo ventaja ya que mi cosmos sigue intacto, además poseo poderes oscuros que jamás lograrás comprender.

[b]Tora:[/b] Mi fuerza no radica en mi mismo sino en el universo, pero no podrás volver a utilizar esa técnica que usaste contra Daikoon. Si no eres capaz de quebrantar mi espíritu, no podrás vencer mi cuerpo.

Kenda entiende que las cartas están echadas y que su rival ha combatido bien, es muy posible que en esta contienda no llegué a ver su obra finalizar, pero sea como sea debe despertar al Gran Deva, el único capaz de volver a traer la oscuridad que tanto anhela en lo más profundo de su ser.

[b]Kenda:[/b] Tengo que recuperar el Dorje al precio que sea y este poder me concederá lo que pido.

[b]Tora:[/b] ¿Que se propondrá?

[b]Kenda:[/b] O Dioses oscuros del pasado, concededme el poder de aquellos que murieron sacrificados por el shogun de Tokugawa.

Tora ve aparecer en las manos de Kenda las calaveras de 2 individuos, emitiendo un Chi maléfico muy poderoso.

[b]Tora:[/b] Esa energía proviene del mismo mal… ¿Acaso las ha recuperado de los infiernos?

[b]Kenda:[/b] Estas son las cabezas de un hombre y una mujer ambos malditos que el Sohogun descuartizó en un ritual, se trata de los mártires de Nagasaki… Tenhime y Shiro, ante las fuerzas maléficas fueron condenados estos amantes a sufrir las cien muertes del mekai de los demonios, sus almas no conocen la paz y sus espíritus vagan a nuestras órdenes. Su fuego maléfico acabará contigo. MALDICION DE LOS MARTIRES.

De ambas cabezas un fuego de tonos verdosos se dirigen hacia Tora, pero este ya preparado ante alguna eventualidad toma posesión defensiva y usando el poder que ejerce el Yang consigue crear una barrera de protección. Pese a todos los esfuerzos la barrera es más débil de lo acostumbrado y parte de ese fuego consigue herirle de forma considerable pero no mortal. Tora entiende que la fuerza que le resta la debe emplear para el ataque y no para la defensa pues para hacerla lo más efectiva posible debe tener abundante energía propia y de lo que le rodea. Aparentemente los espíritus creados por Kenda han consumido las fuerzas de la zona, pasando a ser una zona espiritualmente muerta, por lo que sería imposible utilizar el cosmos de lo que le rodea.

[b]Kenda:[/b] Has logrado deshacer el maleficio del fuego del infierno de las llamas malditas… posees la técnica de crear barreras defensivas de los Sohei, si, esa es la única manera, ¿pero como es eso posible?.

[b]Tora:[/b] El maestro Zen Kazuo que era un Sohei me enseñó parte de las técnicas defensivas que provienen del Yang. Tus artimañas mágicas no podrán nada contra mí.

Pensando para si, Tora se da cuenta del farol que acaba de echarse pues apenas le resta energía para un ataque más, pero eso Kenda no lo sabe y además ella está exactamente en las mismas condiciones… por eso Tora piensa que es el momento de jugarse la última carta y agotar sus energías en pos de una victoria definitiva.

Tora acumula toda la energía de la que es capaz de concentrar y nuevamente expandiendo su poderoso cosmos consigue activar el Chakra del corazón ocasionando la apertura del tercer ojo espiritual del tigre blanco…

[b]Tora:[/b] Recibe ahora tú LA GARRA DE FUEGO.

Kenda es consciente de que su fin está próximo pero aún le queda una carta con la que jugar, siempre y cuando pueda contener ese inmenso poder. Mientras Kenda intentaba aguatar el envite de la fabulosa técnica, crea una energía oscura entorno a ella como si de una fina capa se tratará. Por fin la Técnica impacta en ella y Tora se da cuenta del intento de protección de esta… pero es demasiado tarde, la técnica además de veloz es muy poderosa y consigue desgarrar con sus garras de fuego las entrañas de la bruja de Minazuki derrotándola por completo…

[b]Kenda:[/b] No… no es posible… no puedo perder tan cerca del final…

Tora se encontraba completamente exhausto y apenas era capaz de mantenerse en pie, la lucha con Daikoon poseído y con Kenda había terminado por agotar sus reservas de energía. Pronto cayó rodillas en tierra jadeante y agotado en sus fuerzas, como si hubiera participado en una larga cacería que por fin concluyó.

Poco a poco se iba sintiendo más pesado, su cuerpo, su armadura, todo le pesaba hasta el extremo que a penas podía moverse, fue entonces cuando una ráfaga de viento sombrío pasó cerca de él, cuando quiso reaccionar encontró que fuere lo que fuere aquello que le había rozado estaba frío como un tempano de hielo y lo que es peor el Dorje… el Dorje sagrado había desaparecido.

Incorporándose como pudo observó hacia todos los lados,por fin lo divisó, no podía dar crédito a lo que estaba viendo, una extraña sombra se erguía delante de él con el Dorje en su poder. La sombra era en parte la de Kenda y en parte la de un demonio. Si, ahora lo comprendió, el último poder maligno expulsado por la bruja fue poner toda su vida antes de ser atravesada por las garras de fuego en una sombra maligna repugnante, había vendido su negra alma a un demonio para llevar a cabo su último deseo, despertar al Gran Deva, aunque para ello se condenara para siempre el alma en el más terrorífico de los infiernos.

Pero Tora sentía que esa sombra no tenía energía alguna, luego solo era un pedazo de alma sin ningún poder real, no tenía capacidad de ataque ni de defensa por lo que no podría hacerle nada. Además la sombra empezaba a disiparse sin duda por que la energía vital que tendría Kenda no era suficientemente grande como para nada más, aún así el horror le llegó a sus ojos pues la extraña criatura surgida de las sombras se encontraba delante mismo de la Tsuri-Gane y ya lanzaba su golpe con el Dorje para hacerla sonar… sin duda no se disiparía a tiempo para detener la llamada…


__________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 12: EL SONIDO QUE CONVOCA A LA MUERTE[/b]


La maléfica sombra daba ya el gong con el Dorje uniendo su poder a la Tsuri-Gane, mientras en un intento desesperado por pararla Tora caía a los pies de la Tsuri-Gane y de la sombra, entonces un inmenso sonido que parecía provenir de las puertas mismas de otro mundo tronó en toda la montaña, está tembló, encima de esta una luz dorada impresionante tomaba forma, tal era la situación que parecía que el mismo sol hubiera aparecido ante la montaña irradiando su potente luz para cegar y abrasar toda la montaña y todo lo que a esta rodeara. Acto seguido la sombra mostró una última sonrisa a Tora, el Dorje cayó al suelo justo al lado de la Tsuri-Gane y la sombra desapareció para siempre.

Tora sentía mucho calor y una luz indescriptible así como cegadora le inundaba completamente, esto le hizo recuperar parte de su energía perdida, pero no solo esta sensación parecía producir en todos los alrededores, toda esa energía que los espíritus maléficos habían absorbido había sido recuperada en el acto.
La luz fue perdiendo brillo poco a poco y una dimensión se abrió… De pronto algo, un ser con una capacidad energética formidable apareció ante sus ojos portando una extraña armadura con relucientes tonalidades grises y negras… el ser tenía el pelo largo y plateado, el aspecto de su rostro era el de una mujer aunque su composición era masculina y muy musculada pero no era un gigante. Parecía representar tanto al hombre como a la mujer, ¿Acaso no sería un ángel?... En su frente portaba una corona delgada con un extraño adorno. El adorno estaba compuesto por nueve gemas siendo un inmenso rubí oscuro la más prominente de ellas y circundando a esta gema ocho más partiendo de lo más alto: un diamante, una perla, un coral rosa, un hesoníta, un zafiro azul, un ojo de gato, un zafiro amarillo y una esmeralda.

Tora sentía el enorme poder que emanaba de la criatura surgida de esa luz que se tornó en oscuridad… Si ese era el Gran Deva ya nada se podía hacer. Lo siguiente sería dar todo lo mejor de si y luchar con toda la fuerza posible o creaba un milagro o algo más que su propia vida estaría en juego… el país de sus padres…

Mientras Tora miraba perplejo al ser surgido, este admiraba su cuerpo como si hiciera una eternidad que no lo admirara.

[b]Tora:[/b] ¿Tú… eres el Gran Deva?

[b]Gran Deva:[/b] Soy el Gran Deva ese del cual hablas, si lo soy, como soy toda la oscuridad universal, Así como un día partí de Budha, Hoy adquiriré mayor poder de lo que nunca ningún otro Dios a podido obtener, seré el Dios supremo del universo y el resto de dioses me rendirán pleitesía. Los humanos sacrificarán sus vidas por mí, pues la sangre es el néctar que ha de enjugar mis labios.

[b]Tora:[/b] Solo eres un demonio, no tienes nada que ver con lo divino.

El Gran Deva le sonrió, una sonrisa cruel y déspota, mirando al humano con sus ojos rojizos le habló…

[b]Gran Deva:[/b] ¿Quien es este humano que reta con sus impías preguntas a un todo poderoso Dios como yo?

[b]Tora: [/b]Yo soy el tigre blanco, aquél que ha de vencerte, no me importa si eres Dios o demonio, te venceré…

El gran Deva con un solo movimiento de sus dedos hace que Tora reciba una tremenda embestida que agrieta más su ya deteriorada armadura…

Tora recuperándose se lanza en un ataque furioso pero carente de la inteligencia para abordar a un ser como el que tenía enfrente…

[b]Tora:[/b] GARRAS DEL TIGRE.

El poder de Tora queda ridículo ante el colosal poder del recién aparecido Dios. Con solo la palma de la mano Tora sale despedido y choca contra la Tsuri-Gane, cayendo prácticamente sin fuerza alguna, listo para ser ejecutado…

[b]Tora:[/b] No puedo con él, ahora que casi no tengo energía aparece este ser… no puedo enfrentar a un Dios como él, no estoy a la altura… el fin de Japón está sin duda próximo.

[b]Gran Deva:[/b] Tú tigre blanco, serás mi primera víctima, jajajaja.

El temible Dios se disponía a ejecutar un ataque que sin duda mataría al joven tigre blanco.

Mientras concentraba poder en su dedo, este era apuntado hacia Tora, este sentía como esa energía era el presagio de su futura entrada a los mundos infernales. Si… ese poder tan poderoso sin duda acabaría con él.

El Dios no dejaba de sonreír con esa sonrisa cruel y déspota que le caracterizaba y que a la vez el rostro de la mujer le hacía parecer también dulce. Un dulce amargo, pues el horror y la oscuridad brotaban de sus oscuros labios. En ese instante un poderoso golpe arremete contra el descuidado Dios y le hace tambalearse…

[b]Gran Deva:[/b] ¿Quién se atreve a interrumpir el deseo de un Dios?.

Tora se gira en el suelo y con la visión aún todavía borrosa consigue intuir la silueta de un gigante…

[b]Tora:[/b] ¿Daikoon?, es Daikoon, pero ¿por qué?, él no había muerto… claro, mi ataque no fue…

[b]Daikoon:[/b] Odio que me traicionen, además tigre te debo una. Tú me has salvado de ser consumido por ese demonio y aunque temo que mis poderes son infinitamente inferiores al de este engendro surgido de una dimensión demoníaca, le haré frente, pues el coraje de mi estirpe es algo de la que cada uno de los doce nos sentimos orgullosos.

[b]Gran Deva:[/b] Otro sacrificio humano…

Lamiéndose los labios con la lengua, el temible Dios empieza a reír nuevamente.

[b]Tora:[/b] No puedes hacer nada contra él, huye, es más poderoso de lo que imaginas…

[b]Daikoon:[/b] Ahora verás como un humano con poder prestado de los dioses se enfrenta a un Dios. Mi señor Heracles nunca fue un Dios y sus acciones en la tierra lo llevaron a ser un igual junto a los dioses.

[b]Gran Deva:[/b] Un Dios, crees que tu Dios te prestará esa fuerza jajaja

[b]Daikoon:[/b] EL METEORO DE HERACLES.

El tremendo poder impacta en el confiado Dios tenebroso y le hace tambalearse, enseguida Daikoon es consciente de la enorme furia que este Dios proyecta pues el poderoso ataque apenas ha conseguido eso, levemente acunar al Dios…

[b]Gran Deva:[/b] ¡Como te atreves!, Muere…

Una enorme onda oscura sale proyectada hacia Daikoon al cual le destroza completamente la armadura y hace caer al gigante guerrero. Pero este mortalmente herido se recobra y sangrando por todos sus poros se prepara para una nueva lid.

[b]Tora:[/b] No, Daikoon no lo hagas en ese estado morirás si lo atacas.

[b]Daikoon:[/b] Nada podía evitar eso antes y nada lo podrá evitar ya, pese a que tú me salvaste del demonio interior que devoraba mi vida, el daño era ya muy grande y mi condena era ya definitiva. Te tengo que dar las gracias por permitirme morir como todo guerrero debe hacerlo, en el combate. Cumpliré con la promesa que hice a los doce y me encontraré con mi Dios en su morada.

Daikoon empieza a acumular toda la energía de la que dispone para concentrarla en un próximo y definitivo ataque…

[b]Daikoon:[/b] Tora, me alegro que al final nuestros caminos se hayan unido y combatamos juntos, nunca te rindas pues siempre hay esperanzas, aunque los cuerpos se rompan, nuestra energía es inmortal y podemos ser capaces de realizar el milagro de vencer hasta a los mismos dioses…

Tora: Daikoon… tú vas a dar toda tu vida restante para salvar al mundo…
Daikoon: Gran demonio ahora verás la mejor técnica de uno de los doce guerreros de Heracles, El Gran Meteoro, este te mandará al infierno del cual nunca debiste salir.

_______________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 13: NAVARATNA.[/b]


[b]Daikoon:[/b] Mi mejor técnica, prueba esto espanto. EL GRAN METEORO.

El inmenso poder crea un enorme cráter en cuyo centro se haya el ser divino conocido como Gran Deva, aparentemente y ante el asombro de Daikoon y Tora, el Gran Deva permanece intacto y aparentemente conservando todo su poder celestial. Durante el ataque Tora había observado bien y se había percatado de una cosa, justo antes de lanzar el poderoso ataque Daikoon, el extraño adorno de gemas que llevaba el Gran Deva en la corona había brillado intensamente.

Ante este hecho Tora examina bien el adorno y entonces comprende lo que es…

[b]Tora:[/b] Daikoon, ese extraño adorno de perlas es lo que ha detenido tu ataque…

[b]Daikoon:[/b] ¿Las gemas?, pero… ¿que son esas gemas?

[b]Tora:[/b] No estoy seguro pero si es lo que creo que es, el poder del Gran Deva es muy superior a todo lo que conocemos.

[b]Daikoon:[/b] Pero… ¿de que se trata?, ¿de que hablas?

[b]Tora:[/b] Hablo del Navaratna…

[b]Gran Deva:[/b] Jajajaja

[b]Daikoon:[/b] El Navaratna… no me suena de nada ¿qué es?.

[b]Tora:[/b] El Navaratna encierra todos los poderes universales existentes, esas gemas representan el poder de los nueve dioses mayores que tienen sus signos en los planetas del sistema solar…

[b]Daikoon:[/b] ¿Quieres decir que él usa todo los poderes que pertenecen a los otros dioses?

[b]Tora:[/b] Si, creo que se trata de eso, verás; Los dioses tienen una gema sagrada que es la que les otorga los poderes del universo, estas están conjuntadas con el planeta el cual rige y desde el cual canalizan su poder hacia nosotros. Así pues la gema que ves en lo más alto y por orden hacia la derecha siguiendo las manecillas del reloj son: El diamante que pertenece al Dios Shukra y representa a Venus, La perla que pertenece a chandra y representa a la luna, El coral rosa pertenece a Mangala y representa a Marte, La hesonita al dios Rahu y representa al nodo lunar ascendente, el zafiro azul es de Shani que representa a Saturno, el ojo de gato a Ketu que representa al nodo descendente de la luna, el zafiro amarillo a Brihaspati que representa a Júpiter, la esmeralda a Budha que representa a mercurio y en el centro el Dios primigenio que representa al sol el rubí que pertenece a Surya.

[b]Daikoon:[/b] Dices entonces, ¿que ese Dios de las tinieblas puede conjurar los poderes de todos los dioses…?

[b]Tora:[/b] así es… es muy poderoso

[b]Gran Deva:[/b] Jajajaja me temo que estás en un error, Jajaja

[b]Tora:[/b] ¿Un error?

[b]Daikoon:[/b] ¿?

[b]Gran Deva:[/b] Esto no es un Navaratna, jajaja

[b]Tora:[/b] Si no es un Navaratna… ¿Qué otra cosa puede ser?... no… no es posible, eso no puede ser…

[b]Daikoon:[/b] ¿Aún es peor todavía?

[b]Tora:[/b] Si es lo que creo, no tenemos salvación posible, el mundo sin duda será destruido por este ser… he… fallado totalmente.

[b]Gran Deva:[/b] Jajajaja has acertado esto es el Navagraha, jajajaja es el poder que encierra a los dioses, el centro es un rubí pero es un rubí de oscuridad, no solo tengo los poderes de los dioses sino que con mi despertar he sellado sus almas y sus poderes, a medida que avanza mi vida por esta dimensión, sus poderes son absorbidos por mis gemas y eso significa que ya no hay dioses, todos son mis prisioneros, todos los planetas están siendo condensados en su energía espiritual por este poder que poseo, hasta que todo el equilibrio natural se rompa a favor de la oscuridad y de las tinieblas jajajajaa.

[b]Tora:[/b] Eso no puede ser…

[b]Gran Deva:[/b] A medida que yo viva la muerte de los dioses estará más cercana y quedaré como ser único, ni Budha del que a partir de él me creé podrá hacer nada para detener su oscuro destino y el de los seres que ama, pronto su iluminación pasará a ser una oscuridad total. Jajajaja

[b]Daikoon:[/b] Pero es terrible…

[b]Tora:[/b] Ese conjunto de Gemas está impregnada de malos espíritus y muy poderosos, estos roban el karma divino a todo ser celestial… si no lo detenemos, el mal y la oscuridad forjaran su imperio para siempre, no solo sucumbirán los países y el planeta entero, los dioses serán convertidos en meros humanos y despojados estos de sus poderes se producirá un desequilibrio que jugará a favor de las tinieblas… Ya nunca veremos la luz.

[b]Gran Deva: [/b]Preparaos Jajajaja, si lo habéis entendido… es hora de morir, ustedes seres insignificantes serán los primeros en morir…

[b]Daikoon:[/b] No lo pienso permitir, Tora aunque explote en mil pedazos crearé con mi cuerpo una explosión de energía, noto que voy acercándome al país de las sombras, mi muerte ya nada tiene que ver con este Dios, pero lo arrastraré conmigo. Ha sido un placer luchar junto a un guerrero tan poderoso como tú. Adiós…

Daikoon concentrando su poder empieza a emitir por todo su cuerpo una energía ardiente y propiciando una carga con todo su cuerpo consigue agarrar al Gran Deva con sus poderosos y largos brazos para que su poder elimine junto a él al poderoso y temible Dios.

Pero para su desgracia con solo tocar al Gran Deva su poder se difumina y cae falto de energía a sus pies, Daikoon no puede comprender como ha perdido toda su fuerza de repente…

El Gran Deva con un gesto golpea a Daikoon el cual queda tumbado apenas unos metros por delante de Tora.

[b]Gran Deva:[/b] Has mancillado mi cuerpo con tus apestosas manos, ahora te voy a eliminar.

El Gran Deva haciendo brillar sus gemas del Navagraha emite un poder divino inmenso que hasta hace temblar a Tora con solo sentir sus vibraciones…

[b]Gran Deva:[/b] Este es el poder divino de los dioses, RAYO UNIVERSAL.
El poderoso rayo atraviesa a Daikoon y lo derrota definitivamente…

[b]Gran Deva:[/b] Tu amigo ha tenido una muerte divina jajajaja, ahora te toca a ti.

____________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 14: EL PODER PRESTADO DE DIOS[/b]


El Gran Deva pone su mirada ahora en Tora, por primera vez el tigre blanco se ve acorralado desde un lugar donde no puede huir, aún así el valiente guerrero se alza sobre si mismo y se dispone a quemar con todo su poder la poca energía que le resta para propiciar un golpe milagroso que le permita obrar el gran milagro. El Gran Deva nunca se ha sentido más poderoso y a medida que pasa el tiempo tal y como ha dicho, la oscuridad va propagándose por toda la tierra a la vez que la fuerza universal y divina de los dioses se va viendo prisionera de unas gemas diabólicas que porta a lo largo de su frente, como la corona que rige al mundo.

Tora empieza a acumular poder, pero de pronto tiene una iluminación, el recuerdo de unas palabras, las palabras que el viejo maestro Kazuo le había dicho, la solución es posible que se encuentre a tu alrededor, no hay que atacar siempre a veces hay que defender, debes seguir las seis vías que conducen al principio de la iluminación…
Tora se da cuenta que tal y como está un ataque así tendría un resultado incluso menor de lo que el santo mercenario Daikoon había logrado…

El gran Deva se preparaba también para ejecutar de una vez por todas a sus primeros enemigos, seres inferiores que siempre han mostrado ser propensos a la rebelión, es por ello que esos seres los llamados humanos debían perecer.

[b]Gran Deva:[/b] Este es tu final, la gran estrella de las gemas te fulminará inmediatamente, vas a caer con el poder de los dioses a los que veneras, el Navagraha será lo último que recuerdes en el mundo de las sombras al que irás.

En ese momento una voz desde un lejano lugar se comunica telepáticamente con Tora…

[b]Ente:[/b] Tora… Tora…

[b]Tora: [/b]¿Quién…?, ¿Quién me llama a través de mi cosmos?, esta voz proviene de una luz, no… proviene de otro lugar, ¿quién puede tener tanto poder como para comunicarse por medio del cosmos?

[b]Ente:[/b] Soy yo… Budha

[b]Tora:[/b] ¡Buda!, no es posible… es una voz que se introduce en mi corazón y en mi mente.

[b]Budha:[/b] Soy el Dios de la iluminación, Tora, tú tienes que convertirte en mi guerrero

[b]Tora:[/b] Pero… ¿yo no proceso tu religión?

[b]Budha:[/b] Pero sin saberlo has abierto un camino hacía la iluminación, tú debes enfrentar al mal por nosotros…

[b]Tora:[/b] ¿Vosotros?

[b]Budha:[/b] Independientemente de lo que ocurre en la tierra, nuestros guerreros aparecen en nuestro nombre para preservar la paz, pero cuando los guerreros aún no están preparados buscamos a aquél que más se aproxima a nuestra voluntad y lo nombramos como Guerrero sagrado. Tú Tora, partiste de la nada y ahora has adquirido sin saberlo el poder de los dioses, ese es el inicio y aunque te queda un largo camino todavía vemos pureza en ti… no importa el nivel de poder, importa el nivel del alma.

[b]Tora:[/b] No… puedo creerlo…

[b]Budha:[/b] Algo te diré, a veces el final del camino no es otro que empezar a caminarlo nuevamente. La iluminación ha de ser encontrada por uno mismo, ahora eres una mota de polvo en este basto universo, pero hasta el ser más insignificante puede mostrar divinidad, pues los seres humanos sois una parte de nosotros y de lo divino. Ilumina tu corazón y resiste, adquiere la sabiduría a través de la paciencia, que tu generosidad con los humanos sea tu disciplina, alcanza la perfección con empeño y que todo ello te lleve al conocimiento universal.

En ese momento al crecer el poder del Gran Deva la comunicación se disipa…

[b]Tora: [/b]Buda, seré vuestro guerrero una vez, hasta que tus elegidos vuelvan a la tierra… venceré, ya se a lo que Buda se refiere, lo acabo de comprender…

[b]Gran Deva:[/b] Vas hacerme frente, te has quedado parado mucho tiempo jajaja pensé que te habías vuelto loco y que estabas aterrorizado de mi poder…

[b]Tora:[/b] Ahora sé como vencerte… Gran Deva he sentido la iluminación en mí, Buda me guía, prepárate… volverás al infierno del que procedes para no salir nunca más y liberaré a los dioses en su nombre…

[b]Gran Deva:[/b] No podrás hacer nada frente al Rayo universal. Jajaja

[b]Tora:[/b] Usaré el poder que me otorgan los dioses, el maestro Zen tenía razón, si miras bien a veces a nuestro alrededor está la solución… Te venceré con el poder que me presten los dioses con el Dorje sagrado.

[b]Gran Deva:[/b] El arma de Indra…

[b]Tora:[/b] El arma de Indra si, Indra todavía no está bajo tu influencia… ¿Me equivoco?

[b]Gran Deva:[/b] No podrás vencer a un alto Dios como yo con un arma y un poder prestados.

[b]Tora:[/b] lo comprobaremos inmediatamente.

Tora empieza a incrementar su cosmos con el poder que emite el Dorje, colocándolo enfrente de si, se dispone a usarlo como receptor de su cosmos y así impulsar su poder para activar el propio del Dorje.

Brillando nuevamente el Navagraha de la corona, el Gran Deva se dispone a usar el poder conjunto de los dioses contra el arma más poderosa creado por el gran Dios Indra.

[b]Gran Deva:[/b] RAYO UNIVERSAL.

Tora dando un salto impulsa su poder hacia el Dorje y este comienza a vibrar y a emitir un silbido, hasta que poco después de este nace un rayo brillante que destella como un diamante blanco y ambos poderes impactan al unísono y se concentran en un vacio.
Una tremenda explosión tiene lugar…


___________________________________________________________________________________


[b]CAPÍTULO 15: CERCA DEL FIN[/b]

Tras la explosión la columna de humo se disipa, en el mismo lugar aparece Tora jadeante y muy mal herido con toda su armadura hecha pedazos, sudoroso y bañado en su propia sangre, Tora se debate entre perder el conocimiento y derrumbarse o mantenerse en pie, dentro de todo lo que le es posible aguantar con las pocas fuerzas que le quedan. Subiendo la mirada, gira la cara para ver lo que ha sido del Gran Deva… Este continuaba allí de pie con su melena plateada al viento y sus ropajes divinos intactos…

[b]Gran Deva:[/b] Es asombroso como ha crecido mi poder… gracias a ti he podido ver lo que realmente soy. No soy un Dios, soy algo que está por encima de todo, tengo casi todo el poder de los dioses en mí, soy inmortal, soy indestructible, soy la fuente de todo poder jajajaja.

[b]Tora:[/b] No es posible… no he acabado con él.

Tras estas palabras Tora escupe sangre y se prepara para intentar otro desesperado ataque pese a que no tiene fuerzas y que su vida está más próxima al otro mundo que a este… mirando el Dorje sagrado para realizar un último intento, se fija en él y el horror le embarga, el terror brota de todo su maltrecho ser, su llama de la vida se disipa a velocidad de la luz, no puede dar crédito a lo que ve… el Dorje sagrado, el arma definitiva del universo creada por Indra se ha partido en dos…

Tora espera paciente la muerte, con un solo golpe más, aunque fuera provocado por un niño le asestaría el golpe definitivo para hacerle cruzar las fronteras de las sombras para no regresar jamás, si, lo comprendía había perdido, la esperanza se había esfumado, de su cosmos no quedaban ni los restos de lo que antaño se había mostrado tan orgulloso… es el fin, tic, tac, como el sonido de un reloj el final se aproxima, Tora saluda a la muerte pues pronto será su reina, su reina le abrirá las puertas y allí conocerá el deshonor por haber fallado a los dioses que en él confiaban.

Mientras el Gran Deva seguía impresionado por su poder y ya no reparaba en Tora, no, un simple humano no podía atraer su atención, su atención la ocupaba su gran e inmenso poder, algo de lo que jamás llegó a soñar cuando fue creado, nunca ningún Dios había acumulado un poder así, y solo con la oscuridad podía contener el desequilibrio entre luz y oscuridad… él se había convertido en omnipotente, nada ni nadie podrán detener su poder, tendría todo lo que anhelase y después seguir anhelando otras dimensiones y otros mundos…

Tora se encontraba en el peor momento de su vida, repudiado por su contrincante el cual ya no veía en él más que aun gusano sin importancia. El ser no sentía nada de cosmos en él y eso le proporcionaba una cierta rabia, todas estas luchas, todo este sufrimiento, él no era un guerrero, ahora se consideraba a si mismo un deshecho humano. Nadie se sentiría orgulloso de él, ni sus maestros, ni sus padres, ni sus dioses, ni sus rivales, ni aquella muchacha de las arenas… como se llamaba… ah si Nausica. Nada, ni nadie le respondía, así como el cosmos de los dioses había sido sellado su cosmos también los estaba, no escuchaba ninguna voz, no escuchaba a nadie llamándole, era como si todo el mundo hubiera enmudecido, como si no existiese nadie en todo el universo, ¿acaso era ese el destino que correrían todos a manos del Gran Deva?.

Las sombras estrechaban el cerco, cada vez era todo más oscuro, el ojo del tigre… su colgante mágico apenas brillaba también… pero esa oscuridad le dio un poco de energía, él la sintió, lo que para todo parecía estar muerto, para su cuerpo parecía despertar, pero ¿para que despertar, para volver a dormir?, vivir en un mundo de luz para al final regresar al mundo de las sombras…

Dicho estas palabras y con el pequeño sentir de su cosmoenergía que le ofrendaba el tigre blanco nocturno quedó pensativo, mientras el Gran Deva continuaba absorto en sus pensamientos universales y sombríos… pensó…

[b]Tora:[/b] Volver a vivir en la luz partiendo de las tinieblas… no he seguido el verdadero camino, me he equivocado en todo, para finalizar hay que empezar, claro, cada paso que se da en la vida te lleva a un nuevo inicio, eso es lo que Buda y el maestro Zen intentan que comprendamos… la clave no esta en el ataque, ni siquiera en la defensa… la clave está en la iluminación… la iluminación que concibe hombre y mujer… La Tsuri-Gane…

Tora se levanta y con toda la energía de la que era posible emitir pone de nuevo en alerta al Gran Deva que lo mira contrariado por tanta insensatez… ahora tendría que matarlo con su terrible poder de una vez y mientras este preparaba el rayo universal haciendo brillar las gemas de la Navagraha. Él le daba la espalda acumulando todo el poder del que era posible desprenderse unificando Yin y Yang defensa y ataque aunque sea solo por una vez obrar ese pequeño milagro… juntando con su energía el arma partida de Indra, esta resplandecía con un fulgor sin igual… mientras la Tsuri-Gane acompañaba con un chispeo el poder al que quería unirse…

El Gran Deva comprende lo que Tora pretende y pese a su ilimitado poder no puede detener el gong, que tras un gran salto felino de Tora, emite al golpear la flor de loto con esa energía la Tsuri-Gane…

Un tremendo sonido desgarraba el cielo y abría la montaña engullendo el templo del Enryakuji hacía lo más profundo de sus simas y de sus abismos… Una sombra oscura comenzaba a emitir chillidos diabólicos quedando el Gran Deva petrificado por tanto colapso de energía proveniente de la conjunción de diversas dimensiones, mientras la corona del Gran Deva se partía en mil trozos, así como su grisácea y oscura armadura… La luz hizo perecer a las tinieblas y una inmensa puerta se abrió para engullir al Gran Deva en una dimensión la cual sería su prisión para toda la eternidad…

[b]Tora:[/b] Al final el que había equivocado el camino fui yo. Pensé… siempre en ir hacia delante… pero a veces para ir hacia adelante hay que retroceder.

Mirando al cielo Tora se daba cuenta que había hecho temblar los cimientos de los cielos, pero que también había salvado mucho más que un país… cuando toda la oscuridad le embarga, el tigre de la noche vuelve a cazar… por fin una leyenda fidedigna… El tigre ruge y caza, pero el tigre nunca se rinde, el día que lo haga el tigre dejará la noche para recorrer los caminos de las profundas sombras eternas.

________________________________________________________________________________


[b]EPÍLOGO [/b]


[i]En el templo de Nara:[/i]

Tora se presenta con la Tsuri-Gane y con el Dorje partido… este los deposita a los pies del maestro Kazuo.

[b]Kazuo:[/b] Vaya Guerrero, veo que hallaste el camino correcto…

[b]Tora: [/b]Me desvié un poco pero al final encontré el sendero que buscaba, a veces el sendero más pequeño lleva a mejores lugares que el camino más amplio.

[b]Kazuo:[/b] Eso es hablar con sabiduría.

[b]Tora:[/b] ¿Que va a pasar ahora con la Tsuri-Gane y con el maltrecho Dorje?

[b]Kazuo:[/b] Lo devolveremos donde siempre ha debido estar y donde su poder estará sellado…

en los templos tibetanos de sus orígenes… de donde nunca debieron partir.

[b]Tora:[/b] Bien, no quisiera tener que hacer frente nuevamente a un rival así.

[b]Kazuo:[/b] ¿Has encontrado el camino a seguir?

[b]Tora:[/b] No, pero se lo que soy.

[b]Kazuo:[/b] ¿Que eres?

[b]Tora:[/b] Un instrumento de los dioses… al final son siempre ellos los que manejan el destino de los demás…

[b]Kazuo:[/b] Tal vez los dioses necesiten otra vez de tus servicios…

[b]Tora: [/b]je.

Tras su despedida Tora se dirige al santuario y se presenta ante el gran patriarca Shion.

[b]Shion:[/b] Me alegra que cumplieras tu misión.

[b]Tora:[/b] Si, ahora pediré mi precio.

[b]Shion:[/b] Pide lo que quieras…

[b]Tora: [/b]Pido que arregles mi armadura, aunque apenas queda ya mucho de ella.

[b]Shion:[/b] Eso no es problema, tu armadura será reparada y será tan poderosa como antes, tal vez incluso más.

[b]Tora:[/b] Eso está bien, muy bien y es cuanto deseo.

[b]Shion:[/b] ¿No quieres nada más que eso?, es un precio pequeño para todo lo que has sufrido.

[b]Tora:[/b] Eso pertenece a mi entrenamiento y a mi forma de vivir la vida, pero tengo una pregunta…

[b]Shion:[/b] Adelante…

[b]Tora:[/b] Sé que el hecho de ser japonés no es el único motivo por el que me elegiste para esta misión, ¿Puedo saber que otra razón le impulsó a contratarme?.

[b]Shion:[/b] Bueno… digamos que confío plenamente y me llevo muy bien con los tigres…


[i][b]FIN[/b][/i]

_______________________________________________________________________________


[i]Agradecimientos…[/i]


Como dije este Fic va dedicado a dos foreros a los que tengo en gran estima (aunque sois muchos a los que estimo), pues me dieron la idea de continuar con el personaje y sus aventuras.

Dedicado a…[b] MILO DE ESCORPIO [/b]y a [b]PEDRO[/b].

A todos los demás gracias por vuestro apoyo, por vuestras palabras y por estar ahí, especialmente en la sección FanFic y gracias por pertenecer a esta fantástica web en la que el aburrimiento no existe y a la que considero de lo mejorcito que existe en información, en proyectos y en gente, sobre todo a ese estupendo grupo de gente que formamos todos dentro del tema y que no para de crecer… y finalmente al titánico trabajo que desarrolla la gente de dirección y colaboradores para poder seguir disfrutando de un mundo tan apasionante como es este… pues sin ese fundamental trabajo todo esto es imposible.


S.S.F FOR EVER Edited by archad
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest Revenge
B)
Amigo lei lo que publicaste en el primer post y la verdad ya estoy enganchado, me agrada que le coloques un toque personal ademas del marco historia y eso hace que para mi sea un historia entretenida y con futuras sorpresas, no mequeda mas que desearte lo mejor y animo para seguir con este buen fic.

Felicitaciones.

Pd: estare pendiente de este topic.
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
Gracias compañero [b]Revenge[/b] todo esto es imposible sin vuestro apoyo, de ahí que me sienta afortunado de estar en un sitio como este y hacer lo que hago.

Bueno la obra está casi, casi, y seguramente sea a lo largo de la semana próxima cuando la edite...

Un saludo y espero que no te defraude en absoluto y pases un buen rato leyendo.

Nos leemos
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
Tranqui [b]plata[/b], como sabes no me retrasaré casi nada, lo que pasa es que estoy en fase de corrección, pero la obra ya está lista...

como siempre pongo un pequeño resumen antes de editar la obra, para ver de que va a tratar y nada en unos pocos días está editada.

También tengo que llevarla al formato del foro por lo que me costará un ratillo.

un saludo y espero sea de vuestro agrado, no pienso retrasarme tanto como Tamashii :D

ya lo digo cuando la ponga... Edited by archad
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
gracias [b]Akalanata[/b], vamos a ver como queda la historia, desde luego yo la he disfrutado y si la he acabado pronto es porque me han venido un aluvión de ideas, que he podido plasmar rápidamente pese a lo liado que he ido esta semana...

un saludo pronto estará lista
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest Revenge
B)
amaigo no queria irme a dormis y leer algo de tu fic (mas tarde con seguridad lo leere completo)

con una primera lectura la verdad me gusta la forma como trabajas los personajes y tienes una muy buena calidad en los dialogos.

Ya te habia dicho que me gusta la historia y ahoara puedo decir que me gusta como la desarrollas buena esa.

Me agarada mucho lo del toque personal sumada al marco historico que rodea tu fic y ahora que lo puedo leer ratifico eso.

No me queda mas que decirte que felicitaciones por el fic y que sigas asi con esa calidad de escritura, mucho animo para que escribas mas lol muchos mas fics

saludos.
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
muchas gracias amigo [b]Revenge[/b], aunque te aseguro que no es nada fácil... y esta se la debo a dos de los camaradas del foro que me han abierto los ojos... a veces la inspiración tarda muchísimo y estás en los ratos libres intentando dar forma a algo que es imposible... pero, a veces el cosmos le ilumina a uno y plass otro fic...

De todas maneras los fics los he ido haciendo más cortos, pues con el primero fue una locura y podría haber sido más largo, por eso y para que no se hiciera tan pesado los he ido haciendo de tan solo unas 50 páginas de word...

bueno lo primordial que os gusten y por supuesto se aceptan todo tipo de críticas respecto a la obra, pues para un autor saber lo que piensan los lectores es una fuente de nuevas ideas y de corrección de posibles nuevos trabajos.

Bueno te digo que te has convertido en muy usual en este territorio de lectura y solo puedo agradecerte tus palabras y tu apoyo, que de seguro animan mucho más a seguir hacia delante.

Un saludo crack y como digo nos leemos por estos barrios
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest Revenge
B)
Bueno lo prometido es deuda y ayer en la oficina pude terminar de leer tan eleborado e impecable escrito...

Tengo cosas que agregar a mi comentario anterior, impecable tu forma de escribir(expresar ideas claras, mantener el hilo durante todo el fic y el toque personal que ya resalte antes), con respecto al contenido son muy buenos los personajes (bien trabajados y los dialogo en general todos muy buenos y que dan ganar de leer y meterse en situacion), la escritura no es pesada asi que es facil de leer, entender y digerir, el contenido referente al marco historico es excelente y eso me encanto.

Amigo pues decirte gracias por tu trabajo impecable y quedo con deseos de seguir tu trabajo... Enhorabuena y que tengas exito en seguir puliendo tus habilidades como escritor(y espero que no se solo de fic jeje).

Pd: pasate por el topic de lost canvas gaiden publique algunas cosas.
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
Bueno amigo gracias y gracias que más puedo decir... me legro de verdad que te guste pues esto es para disfrutarlo todos.

Desde luego que me paso por el tema Gaiden, a mi me encanta el manga y más este. Para mi L.C es uno de los mejores trabajos publicados en cuanto a S.S y a la altura de la serie clásica.

bueno saludos amigo y nos leemos por aquí
Link to comment
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
  • Recently Browsing   0 members

    • No registered users viewing this page.
×
×
  • Create New...