Jump to content
Search In
  • More options...
Find results that contain...
Find results in...

Astharoth, el puño derecho de un Dios


plata

Recommended Posts

Bueno compañeros, esto se supone que lo debí hacer hacer algún tiempo, para que no os perdáis, estos relatos siguen este orden:

[b]1- EL MENSAJERO
2- THATSOTHAL, LA BESTIA SANGUINARIA
3- UN DÍA FUNESTO. JEZBETH.
4- ELIGOR Y EL DEMONIO DEVORADOR
5- EL TERROR TIENE NOMBRE, ABSALÓN
6- EL LEGENDARIO KLYCSUS
7- ASTHAROTH, EL PUÑO DERECHO DE UN DIOS
[/b]

Bueno, finalmente con Astharoth pongo punto y final a toda esta historia criaturicida que me he montado y que para seros sincero, jamás pensé que llegaría hasta aquí... En fin, os doy las gracias por adelantado, pues al fin de cuentas si esto ha salido adelante ha sido por vosotros. Muchas gracias compañeros, espero que disfrutéis con mi última historia, pues yo, en fin, creo que durante un buen tiempo voy a colgar el teclado... Sin más aquí os dejo con mi última criaturilla...



Tras el combate contra Klycsus, Milo y Aldebarán sienten en la lejanía cómo el cosmos de Shaka se prepara para luchar... mientras tanto, Aioria y Mu han encontrado finalmente a Shaka quien se hallaba perdido luchando contra Astharoth en otra dimensión...

PERDIDOS EN OTRA DIMENSION

…Los pétalos de la flor de loto comenzaron a girar y a abrirse. El cosmos de Shaka había alcanzado su punto más álgido; le dolía todo el cuerpo a causa de los terribles golpes que le había propiciado Astharoth, cuando, finalmente, el ser asomó al portal…
Inmediatamente, Shaka liberó todo su cosmos…
-¡Capitulación del demonio!
Su ataque impactó de lleno sobre el pecho de Astharoth, haciéndole retroceder. Sin embargo, el poderoso exoesqueleto que lo protegía resistió el tremendo impacto… enfurecido, Astharoth volvió a descargar su enorme martillo sobre la cabeza de Shaka, quien, tras volver a ponerse de pie esquivó por milímetros el golpe, cayendo al suelo mientras que la tierra volvía a estremecerse.
En esos momentos, dos figuras doradas aparecieron. Aioria salió corriendo en dirección a Astharoth, mientras que Mu enviaba su cosmos hacia Shaka, rodeándolo y trasladándolo a un lugar más seguro…
-A ver qué te parece esto, ¡Plasma relámpago!
Ante los ojos de Aioria, Astharoth agitó su poderoso martillo. Cientos de portales de abrieron en torno al caballero, mientras que su ataque era literalmente devorado en el interior de uno de aquellos agujeros…
Entonces, las poderosas descargas del ataque de Aioria salieron proyectadas al exterior por otro de los innumerables portales que la criatura había abierto… Mu abrió los ojos sorprendido, Shaka gritó ¡Khamn!, y el ataque de Aioria chocó contra su barrera.
-¿Pero?- Mu no salía de su asombro.
Shaka se encontraba malherido, apenas podía tenerse en pie, su brazo derecho estaba prácticamente inutilizado y al parecer, esa criatura le había roto varias costillas.
-Sed muy prudentes…- la voz de Shaka era casi un susurro- puede abrir y cerrar portales a placer, es capaz…, puede manipular las dimensiones…
-Shaka- Mu nunca había visto a Shaka en un estado tan lamentable.- Descansa Shaka, nosotros nos encargaremos de él.
-Aún no estoy vencido Mu.- dijo Shaka- escucha atentamente Mu, cada vez que abre un portal y lanza un ataque, baja la guardia. Le he golpeado, Mu, le he alcanzado, pero su armadura es muy poderosa, apenas he conseguido hacerle unos rasguños.
-Comprendido. Descansa aunque sólo sean unos minutos…
Mientras tanto Aioria luchaba contra Astharoth. Se hallaba rodeado, varios portales permanecían abiertos mientras que, constantemente, los golpes de sucedían. Apenas si esquivaba uno cuando otro se abatía sobre él, a pesar de toda su fuerza y de su inmenso poder, Aioria no podía evitar que los potentes golpes de Astharoth le alcanzaran… en esos momentos, Mu se sumó a la lucha…
Sin pensarlo dos veces, Mu saltó al interior de uno de los portales que rodeaban a Aioria, al instante, Astharoth agitó su martillo con violencia y los portales se cerraron de golpe. Aioria se lanzó contra él en el momento que, sobre la cabeza de Astharoth se abría un espacio dimensional y Mu salía proyectado por él, cayendo sobre su hombro derecho, desde donde, concentrando su cosmos, lanzó su poderoso ataque sobre la cabeza de la colosal criatura…
-¡Extinción de la luz estelar!
Desde allí Mu saltó a la tierra, mientras que su poderoso ataque apenas si había conseguido que Astharoth girara un poco la cabeza. En esos momentos, Aioria dando un tremendo salto se cruzaba con Mu a la altura de la cintura de la criatura e impactaba contra el estómago de Astharoth convertido en un meteoro envuelto en relámpagos…
Ambos caballeros se precipitaron sobre la tierra desde donde volvieron a tomar impulso. Sin embargo, en esta ocasión Astharoth abrió un enorme portal sobre su cabeza desapareciendo en su interior y llevándose consigo a Mu y Aioria…
-¿Qué sitio es este?- preguntó Aioria
Se hallaban flotando en medio de una especie de masa violácea, bajo un cielo estrellado de locura, donde las estrellas fugaces llovían abatiéndose sobre ellos y la extraña masa en la que flotaban. Ambos permanecían espalda contra espalda cuando, de repente, y tras escuchar un fuerte zumbido, el martillo de Astharoth rasgó el oscuro manto que los rodeaba e impactó de lleno en medio de los dos provocando una extraña fisura en el espacio-tiempo. Ambos caballeros salieron despedidos, momento que Astharoth aprovechó para abrir muchos más portales… ahora se hallaban separados en otras dimensiones…
Concentrado, Aioria no dejaba de mirar los portales que le rodeaban, en cualquier momento la criatura podía atacarle a través de cualquiera de ellos, ¿pero, a través de cuál?
Mu comenzó a concentrar toda su energía. Puede que Astharoth los hubiera separado, pero él podía encontrar fácilmente a Aioria, sólo tenía que dejar fluir su cosmos y este encontraría el rastro de su compañero… sin embargo, en ese instante, un fuerte zumbido le previno. Mu se apartó en el momento que el poderoso puño de Astharoth rasgaba de nuevo la dimensión… ante sus ojos el ser colosal emergió de las entrañas de aquella extraña masa violácea en la que flotaban… sus ojos inyectados en sangre se clavaron sobre la menuda figura del caballero de Aries…
En esos momentos Aioria sintió que de uno de los agujeros que permanecían abiertos manaba una poderosa energía… no le cabía la menor duda, se trataba del cosmos de Mu y, sin pensarlo, Aioria se adentró por aquel agujero inter dimensional.
Mu apenas tuvo tiempo de reaccionar, la titánica figura expandió sus enormes alas y un viento huracanado lo barrió, lanzándolo, proyectándolo fuera de aquella dimensión… su armadura comenzó a vibrar con violencia, y horrorizado, Mu comprendió lo que aquel ser de pesadilla pretendía hacer con él… sino era capaz de librarse de aquella terrible ráfaga de viento, Astharoth terminaría por proyectarlo fuera del espacio, lo lanzaría al interior de un agujero negro donde finalmente su cuerpo se desintegraría…
-¡No!- gritó- ¡no vas a vencerme tan fácilmente, no te voy a permitir que me lances al vacío, a una muerte segura!
Sin embargo, la violencia de aquel viento huracanado era tal que Mu apenas podía mover sus extremidades… tras él se adivinaba un horizonte de locura, donde todas las estrellas acababan engullidas en el interior de un inmenso agujero negro… mientras que, al viento provocado por Astharoth se sumaba ahora otra fuerza más, una poderosa y densa energía oscura que ejercía una increíble fuerza de atracción sobre su cuerpo…
-¡No, no puedo permitir que me destierres al vacío…!- gritó Mu mientras que su cosmos crecía y crecía…
En esos momentos, el fuerte viento huracanado cesó. Apretando los dientes, Mu consiguió contrarrestar la poderosa energía que lo atraía hacia aquel agujero negro que se había abierto en el horizonte y que todo lo devoraba…
… Aioria salió proyectado del portal a los pies de Astharoth, este lanzó su martillo contra el caballero de Leo que lo esquivó por los pelos… la energía que rodeaba el martillo le desgarró un brazo, la sangre comenzó a manar abundantemente de la herida abierta, mientras que Aioria rodaba sobre su cuerpo en un intento de alejarse de aquel ser de pesadilla, sin embargo Astharoth sólo tuvo que levantar uno de sus dedos para que Aioria cayera en el interior de otro de sus agujeros y, sin darle siquiera tiempo a reaccionar, apareciera en el puño de la criatura que comenzó a aplastarlo...
Aioria luchaba, con sus brazos y sus piernas intentaba por todos los medios que Astharoth no lo aplastara, pero aquel ser le tenía aferrado con fuerza y sentía como cada vez, se estrechaba más el lazo, su armadura comenzó a cuartearse…
-¡Me va a romper todos los huesos!- gritó cuando, de repente…
Un poderoso haz de luz impactó sobre los ojos de Astharoth, cegándolo momentáneamente. La criatura agitó con violencia su puño y lanzó a Aioria aturdido sobre aquella masa violácea, sin embargo, alguien detuvo su caída…
Interponiendo su cuerpo y haciendo un esfuerzo sobrehumano, Shaka había conseguido detener la caída de Aioria… ahora ambos caballeros permanecían codo con codo encarando a Astharoth.
-¿Y Mu?- preguntó Aioria.
-Aparecerá de un momento a otro.- dijo Shaka.- Siento su cosmos aproximándose a esta dimensión.
-Shaka, este ser es…- a Aioria le costaba encontrar las palabras adecuadas.- Dime Shaka, ¿cómo vamos a vencerle?
-Lo primero será destrozar su poderosa armadura- dijo Shaka- Debemos encontrar la forma de destruir su exoesqueleto, quizás así tengamos alguna posibilidad. Sin embargo, mientras continué abriendo y cerrando portales a su antojo y haciendo desaparecer nuestros ataques en su interior…- Shaka suspiró- no sé Aioria, pero debemos…
En esos momentos Mu apareció tras ellos. Astharoth se lanzó sobre los tres caballeros. Su martillo seguía causando estragos cada vez que golpeaba en alguna región de aquella extraña masa violácea, pues instantáneamente se abrían más y más portales… Shaka se deslizaba a través de los portales, al igual que hacía Mu. Astharoth los utilizaba igualmente para lanzar sus ataques a través del espacio e impactar sobre los caballeros que, lentamente iban perdiendo cada vez más terreno…
-¡No podemos seguir así!- gritó Mu- debemos encontrar la forma de detenerlo de una vez por todas.
-Sí, pero ¿cómo hacemos para que deje de abrir portales?- preguntó Shaka.
Mientras tanto, una voz acudió a la cabeza de Aioria…
“-Tengo que pedirte una cosa.- la voz era de Miguel.
- Sí, ya lo sé. La condenada gema azul.- dijo Aioria- ya sé que quieres la gema azul. Siquiera hemos contralado a este engendro y tú me pides que le quite la gema.
-Precisamente.- dijo Miguel.
-¿Qué demonios quieres decir?
-Si lo que pretendéis es que Astharoth deje de abrir continuamente espacios dimensionales, arranca la lágrima de Essia de su martillo…”
Entonces, la voz de Aioria los sacó de su estupor…
-Tenemos que arrancar la gema azul.- dijo Aioria.
-¿Cómo?- pregunto Mu extrañado.- ¿A qué te refieres?
-Si queremos evitar que siga abriendo espacios dimensionales, tenemos que arrancar la gema azul de su martillo, eso me ha dicho Miguel.
-Comprendido. Entonces, debemos hacernos por todos los medios con su martillo.- dijo Shaka.- y después tendremos que encontrar la forma de atravesar su poderoso exoesqueleto.

Mientras tanto, en la explanada…

-¿No se supone que era este el lugar?- preguntó Milo.
-Y este es.- los ojos de Aldebarán estaban fijos en el cielo.- Mira Milo, mira atentamente…
Milo abrió los ojos sorprendido; en un principio el cielo parecía limpio, azul y cristalino, sin embargo, las nubes corrían presurosas, mientras que en el horizonte el astro rey pugnaba contra un manto de oscuridad que se cernía peligrosamente contra la tierra. Oscuras y tenebrosas sombras se fundían con las nubes, mientras que de vez en cuando, varios destellos dorados surcaban el cielo seguidos por una espantosa masa negra que parecía querer darles caza…
-¿No dijo Miguel que esta criatura era capaz de dominar el espacio y el tiempo?- dijo Aldebarán-Es como sí el tiempo transcurriera de un modo totalmente desquiciado. Has visto la hierba, y los árboles…- Aldebarán señaló hacia un bosque cercano. Cada vez que los destellos surcaban el cielo perseguidos por aquella cosa negra, la vegetación se inclinaba, el bosque entero crujía, emitía unos extraños y lastimeros ruidos, las ramas caían secas al suelo, la hierba o bien crecía rápidamente o por el contrario se marchitaba al instante- es como si los años pasaran en un abrir y cerrar de ojos…
-Aldebarán…- Milo calló y comprendió.

AIORIA ARRANCA LA LÁGRIMA DE ESSIA

…corriendo, Aioria, sorteó los portales desde los que Astharoth manipulaba la realidad. O bien su puño, o su poderoso martillo, atravesaban dimensiones e impactaban contra los cuerpos de los tres caballeros, quienes hasta el momento, se limitaban a resistir las continuas embestidas de la poderosa criatura a pesar de que sus cosmos se hallaban ya muy debilitados… sin embargo, ahora que sabían cómo impedir que Astharoth los siguiera manipulando, la cosa había cambiado.
Atacando conjuntamente, Shaka y Mu, aprovechaban los espacios que el mismo Astharoth había abierto penetrando a través de los portales y acosaban a la colosal criatura desde todos los ángulos, de esta forma, le concedían a Aioria algo de tiempo para que se pudiera aproximar a Astharoth y quitarle el martillo…
Al unísono, los tres caballeros habían sincronizado sus movimientos… a pesar del dolor que le atenazaba las costillas y el brazo, Shaka continuaba proyectando su cuerpo a través de las dimensiones. Penetraba en un portal y asomaba sobre uno de los hombros de la criatura, se lanzaba de nuevo en picado hacia otro portal para aparecer instantes después a uno u otro lado de Astharoth, e igualmente hacia Mu… Sin embargo, sus continuos ataques parecían no surtir efecto sobre la colosal masa de Astharoth, más bien semejaban mosquitos atacando a un gigante…
Aioria había conseguido aproximarse hasta la densa niebla que cubría las extremidades inferiores de Astharoth, desde allí tomó el suficiente impulso para saltar y agarrarse a una de las prominentes costillas que componían el exoesqueleto de la criatura. Una vez allí, fue avanzando, saltando de una costilla a otra hasta que, aprovechando que la colosal criatura había situado su martillo casi justo delante de su pecho, concentrado todo su cosmos, Aioria se lanzó convertido en un meteoro rodeado de relámpagos sobre la muñeca de Astharoth.
El impacto sobre la muñeca fue brutal; la poderosa criatura abrió la mano y su enorme martillo de guerra salió despedido por los aires a una velocidad endiablada penetrando a través de uno los agujeros abiertos.
Sin pensarlo, Aioria se lanzó tras el martillo mientras que Shaka y Mu intentaban por todos los medios detener a Astharoth que se había lanzado a su vez tras Aioria.
Mu y Shaka continuaban apareciendo y desapareciendo a través de los portales. Hubo un momento en el que los dos asomaron juntos a través del mismo portal, Astharoth dirigió entonces su poderoso puño contra ambos y, juntos, valiéndose de sus técnicas consiguieron que el puño retrocediera antes de que los golpeara, levantando una pequeña esquirla en la protección del puño de Astharoth…
-¿Has visto eso?- preguntó Mu.
-Cómo podía dejar pasar por alto una cosa así…- dijo Shaka agotado.- Espero que Aioria consiga hacerse de una vez por todas con esa piedra… no sé cuánto tiempo más voy a poder resistir…
En esos momentos, Aioria encontró el enorme martillo. En su empuñadura, tres piedras refulgían como las estrellas, sin embargo toda su atención estaba puesta en la segunda gema; una hermosa piedra azulada con forma de lágrima… de repente una poderosa mano salió proyectada del agujero por el que Aioria había entrado. Rápidamente, Aioria agarró la piedra y, dando un fuerte tirón consiguió arrancarla de su engarce.
En el momento que Aioria arrancó la gema, todos los portales se cerraron de golpe. Una fuerte onda expansiva sacudió aquella y todas las demás dimensiones; Astharoth, así como Shaka y Mu quedaron unos segundos suspendidos entre aquella masa violácea y el cielo de estrellas fugaces, para posteriormente, y después de que todo el firmamento se contrajera, salieran despedidos convertidos en cometas tras producirse una terrible explosión.

DESTRUYENDO EL EXOESQUELETO

Aldebarán seguía observando los continuos cambios que se iban produciendo en la vegetación y en la tierra circundante cuando, tras oír una fuerte explosión, varias ondas violáceas aparecieron sobre el horizonte y tres cuerpos, dos pequeños destellos dorados y una titánica figura se abatieron sobre la tierra…
-¿Qué es eso?- gritó Milo, en el momento que uno de los pequeños cuerpos dorados impactaba violentamente contra el suelo abriendo un cráter…
-Creo que es Shaka,- Aldebarán salió corriendo en dirección al agujero abierto en la tierra, mientras que, a escasos metros, impactaba Mu contra el suelo y Astharoth hacía lo propio provocando un terrible seísmo.
Rápidamente, Astharoth levantó el vuelo, encolerizado, fuera de sí. Aturdido, con el cuerpo hecho polvo tras el tremendo impacto, Mu consiguió ponerse en pie al momento que una mano amiga asomaba al agujero…
-Mu, ¿estás bien?- la voz de Milo lo sorprendió…
-¿Y Shaka?, ¿Y Aioria?
-Aldebarán está con Shaka, pero de Aioria no sé nada…
En esos momentos la poderosa criatura se lanzó en picado sobre los dos caballeros…
-¡Milo, cuidado!- gritó Mu al tiempo que el puño de Astharoth impactaba contra el cuerpo de Milo haciendo que este saliera despedido por los aires…
Rápidamente, Mu saltó desde la sima en la que se encontraba, Astharoth se dirigía ahora contra Aldebarán quién lanzó el cuerpo inerte de Shaka sobre unos arbustos al tiempo que el poderoso puño de Astharoth caía sobre su persona, impactando sobre el torso del gigante que se precipitó en el agujero que había abierto Shaka en su caída…
“Esto es una pesadilla”, pensó Mu, mientras se llevaba las manos a las costillas y escupía sangre sobre la hierba, “ahora tenemos que destruir su increíble armadura, y no tenemos siquiera la certeza de que destruyéndola vayamos a conseguir dañarle… Shaka está muy mal herido y para colmo de males Aioria ha desaparecido…”
-¡Maldito engendro!- gritó Milo a escasos pasos de Mu.- ¡Vamos, ven y atácame!
Astharoth volvió a posar su titánica figura sobre la tierra, Aldebarán finalmente había conseguido salir de la sima donde había caído, Shaka intentaba ponerse de pie aunque era incapaz de sostenerse sobre sus piernas...
-Es muy poderoso- dijo Mu a Milo- su exoesqueleto es prácticamente indestructible; combinando nuestros ataques, Shaka y yo sólo hemos conseguido arrancar una pequeña esquirla de su protección.
-En ese caso concentraremos nuestros cosmos sobre el mismo punto de su armadura. Ahora que somos cuatro conseguiremos abrir un agujero en su maldita coraza.- dijo Milo.
-Cuatro no, cinco, somos cinco.- la voz de Aioria los sorprendió.

CINCO Y UNO MÁS

-Shaka se encuentra en un estado lamentable.- dijo Mu.- ya se encontraba mal herido cuando Aioria y yo aparecimos.
-Puedo sanar en parte sus heridas- dijo Aioria- obviamente va a necesitar algunos cuidados, sin embargo, al menos puedo aliviarle el dolor y colocar su brazo en su sitio.- Aioria agitó la cabeza- Me gustaría dejarlo al margen.- dijo finalmente.
-Estás loco si crees que Shaka va a permitir que lo apartes así como así,- dijo Milo- parece que no lo conocieras.
En esos momentos, Astharoth, expandió sus tremendas alas, consiguiendo levantar un fuerte viento que, a medida que el ser aleteaba crecía en intensidad hasta convertirse en un viento huracanado…
-No le concedamos más tiempo…- dijo Milo mientras se cubría el rostro con el brazo- destruyámosle, ataquemos nosotros tres, mientras que Aioria intenta recomponer a Shaka.
Al unísono, Mu, Aldebarán y Milo se lanzaron contra Astharoth. Aioria corrió hacia donde se encontraba Shaka…
-¿Qué haces?- preguntó Shaka, quién todavía seguía tumbado en el suelo.
-Voy a sanar tus heridas- dijo Aioria- o al menos, voy a intentar que puedas volver a moverte- concentrando su cosmos en la palma de sus manos, Aioria recorrió con sus manos las costillas de Shaka. Al instante, la presión que estas ejercían sobre sus pulmones se alivió, permitiéndole respirar con algo más de libertad.
-Gracias Aioria.- dijo Shaka.
-Aún no he acabado, ahora voy a colocar tu brazo en su sitio, esto, probablemente te duela un poco…
Mientras tanto, Milo y Mu siquiera habían conseguido aproximarse a Astharoth debido a la potencia del viento que la criatura había levantado. A duras penas, Aldebarán había llegado a los pies de Astharoth desde donde, tras juntar sus dos puños y formar con ellos una maza, saltó sobre el engendro, golpeándole con todas sus fuerzas entre las costillas, sin provocarle siquiera el más ligero escozor…
Astharoth agitó con violencia sus poderos brazos y comenzó a golpearse el pecho… cada vez que asestaba un golpe sobre su pecho, la tierra palpitaba; entonces, extendió su brazo derecho y con uno de sus dedos apuntó hacia el cielo…
-¿Qué demonios se supone que está haciendo? – preguntó Aldebarán.
-No lo sé, pero tengo un mal presentimiento.- dijo Mu.
En esos momentos el cielo se oscureció por completo. La tierra continuaba palpitando, sus latidos crecían en intensidad, a los caballeros les costaba tenerse en pie, mientras que, sobre la punta del dedo de Astharoth comenzó a formarse una inmensa bola rojiza…
Aioria había recolocado el brazo de Shaka y ahora con su cosmos reparaba otras heridas menores a la vez que alimentaba el agotado cosmos de Shaka…
-Aioria…
-En cierta ocasión me cediste parte de tu cosmos…- dijo Aioria- nunca lo he olvidado. Vamos Shaka, levantémonos y unámonos a nuestros compañeros.
Cuando Shaka y Aioria se levantaron, Astharoth lanzó la bola de energía sobre Milo, Mu y Aldebarán… los tres caballeros se separaron, sin embargo, la bola estalló en el cielo y sobre los tres cayó una lluvia de meteoros rojizos, que impactaron sobre ellos a la vez que hacían saltar partes de sus respectivas armaduras…
Aún no se habían levantado cuando, esta vez sobre sus dos manos que apuntaban al cielo, se formaba otra bola de mayor tamaño e intensidad que la anterior… la tierra comenzó a resquebrajarse, Milo estuvo a punto de caer en el interior de una de las enormes grietas… Aldebarán intentaba sostenerse en pie mientras que todo su alrededor temblaba… Mu levantó la vista cuando la poderosa criatura lanzaba la colosal bola de energía sobre la tierra…
En esos momentos, Shaka y Aioria se situaron frente a sus tres compañeros… los dos lanzaron sus respectivos ataques contra la bola de energía de Astharoth… Shaka invocó la ayuda de Miguel… allí, escondida bajo su armadura junto a su pecho, estaba la pluma plateada que Miguel le entregó cuando apenas era un chiquillo…
Una poderosa aura blanca envolvió el cosmos de Shaka a la vez que este abría los ojos y liberaba de esta forma todo su cosmos contra el ataque de Astharoth…
-¡Plasma relámpago!- gritó Aioria.
A la voz de Shaka se sumó otra voz, a la vez que Miguel se materializaba tras Shaka rodeándolo con sus enormes alas plateadas…
-¡CAPITULACIÓN DEL DEMONIO!
-¡IRA EN EL CIELO Y EN EL INFIERNO!
Los tres ataques se combinaron en una amalgama dorada, blanca y relampagueante que chocó contra la bola rojiza que se abatía sobre la tierra…
Tras producirse una terrible explosión, los cuatro ataques quedaron suspendidos en medio de los contendientes… Aioria y Shaka apretaron los dientes, sus cosmos estaban muy debilitados, no podían ceder y Astharoth se mantenía firme alimentando continuamente su ataque con su poderosa energía… cuando…
-¡Gran asta!
Aldebarán se sumó con su ataque. El aporte de energía hizo que la bola rojiza retrocediera violentamente e impactara contra Astharoth… El ser lanzó un alarido al firmamento, la tierra volvió a sufrir un terrible terremoto y, tras el tremendo impacto, el poderoso exoesqueleto de Astharoth estalló en pedazos…

ASTHAROTH AUN NO ESTA VENCIDO

Tras el terrible ataque, Shaka, Aldebarán y Aioria, cayeron de rodillas al suelo, agotados, sin embargo, Astharoth continuaba en pie. Los fragmentos de su exoesqueleto yacían dispersos por toda la extensión de tierra… tras aquella poderosa armadura, se escondía otra armadura formada en esta ocasión por la durísima piel del ser legendario…
-Esto no acaba…-dijo Shaka- ¿acaso es indestructible?
-Ya le hemos arrancado una armadura- dijo Aioria- podemos arrancarle esta también.
Enfurecido Astharoth golpeó sus puños lanzándolos posteriormente sobre la tierra, la densa niebla que le cubría las extremidades inferiores, comenzó a expandirse por todo su cuerpo hasta cubrirlo por completo. Entonces, todo su ser comenzó a girar y ante los caballeros apareció un inmenso y oscuro tornado que avanzaba hacia ellos mientras que despedía poderosas bolas rojizas que los cinco intentaron en vano evitar.
El poder de atracción de aquel tornado era tan fuerte que los cinco acabaron por ser succionados en su interior… donde la presión era tal que sus maltratadas armaduras comenzaron a desprenderse de sus cuerpos, mientras que los cinco apenas podían moverse y chocaban los unos contra los otros en aquel oscuro y mareante frenesí…
Finalmente Astharoth los liberó a todos a la vez que su poderoso puño impactaba contra sus cuerpos. Shaka y Mu cayeron sobre los árboles, mientras que Aioria, Milo y Aldebarán aterrizaban sobre la tierra descompuesta.
Astharoth volvió entonces a levantar sus poderosas manos al cielo…
-Rápido…- dijo Shaka- debemos impedir que…, tenemos que contraatacar.

UN MOVIMIENTO EN LAS SOMBRAS

Oculto tras las oscuras sombras, sin que ninguno de los caballeros advirtiera su presencia, sin que el propio Astharoth lo descubriera, en el momento en el que los cinco caballeros fueron succionados en el interior del tornado, una extraña figura avanzó en dirección a uno de los restos del poderoso exoesqueleto de Astharoth.
Entre los restos buscó uno de un tamaño considerable y, tras encontrar una de las poderosas costillas prácticamente intacta, desapareció con ella…

CAE EL PUÑO DERECHO DE JANO

Haciendo un gran esfuerzo los cinco consiguieron ponerse de nuevo en pie. La niebla que cubre las extremidades inferiores de Astharoth es ahora mucho más densa, mucho más oscura; el torso de la imponente bestia vuelve a estar al descubierto, sin embargo, la niebla ha comenzado a expandirse por la superficie de la tierra, mientras que Astharoth, con las manos formando una taza, comienza a entonar un extraño cántico…
De entre sus manos sale proyectado un poderoso rayo rojizo que en un principio se pierde entre las oscuras nubes y posteriormente vuelve a descender sobre su cuerpo…
-¿Qué se supone que está haciendo?- preguntó Milo.
Ante los atónitos ojos de los cinco, el rayo rojizo envuelve a Astharoth mientras que este, apunta con su mano derecha hacia ellos…
-No tengo ni la menor idea de lo que está haciendo, pero no me gusta nada…- dice finalmente Mu.- ¿A qué estamos esperando?, ataquémosle entre todos…
Mu se adelanta corriendo en dirección a Astharoth, abre sus brazos y entre sus manos comienza a concentrar su cosmos…
-Mu tiene razón, ¡vamos!- grita Milo que a su vez se lanza a la velocidad de la luz sobre la criatura…
Sin embargo, en esos momentos unos poderosos haces rojizos salen del suelo bajo los pies de Shaka, Aldebarán y Aioria que son brutalmente golpeados, a la vez que sus cuerpos quedan atrapados en el interior de aquellos haces donde se suceden las descargas…
Mu y Milo, sorteando los haces que salen proyectados de la tierra, consiguen llegar hasta donde Astharoth…
“Vamos, ayúdanos también ahora, veamos hasta donde llega tu poder…”, piensa Mu a la vez que invoca al misterioso amigo de Shaka, ese ser divino que en una ocasión le salvó la vida…
Al instante Mu siente la poderosa energía de Miguel brotando de su pecho, bajo su armadura… rápidamente, siente renacer todas sus fuerzas… su cosmos gana en fuerza e intensidad, la misteriosa energía blanca y pura de Miguel lo rodea por competo, alimentando su cosmos… Mu salta en el preciso instante que Astharoth dirige su puño hacia él... realizando un giro en el aire, Mu esquiva el puño, situándose casi a la altura del pecho de la colosal criatura y desde allí, a la vez que varios destellos rojizos penetran la dura piel del ser legendario y este se retuerce de dolor, Mu lanza su ataque…
-¡EXTINCIÓN DE LA LUZ ESTELAR!
Y unas alas plateadas aparecen a su espalda, mientras que otra voz se suma a la suya…
-¡IRA EN EL CIELO Y EN EL INFIERNO!
La imponente masa de Astharoth queda atrapada al instante en medio de dos potentes destellos dorados mientras que desde el pecho de Mu sale despedido un poderoso haz de luz blanco en forma de cometa que impacta y atraviesa el corazón de Astharoth… La legendaria criatura ruge mientras que la tierra bajo sus pies comienza a abrirse… Shaka, Aioria y Aldebarán caen inconscientes al suelo… durante varios minutos se suceden las sacudidas en la tierra hasta que, finalmente, la tierra deja de temblar y el sol vuelve a bañar con su brillante luz los destrozados campos…

AIORIA ENTREGA LA LÁGRIMA A MIGUEL

Agotados, Milo y Mu caen al suelo. Una apacible brisa con un intenso olor a salitre vuelve a inundar el lugar y estos se sienten reconfortados…
-Milo, Mu,- Aldebarán se acerca a ellos- ¿estáis heridos?
-Bueno, algo maltrechos sí que estamos, pero por lo demás…- dice Milo.
-Shaka sigue inconsciente, ese amigo suyo y Aioria están con él.
Preocupados, Milo y Mu gracias a la ayuda de Aldebarán consiguen ponerse de pie y los tres avanzan lentamente en dirección a Aioria que, arrodillado junto a Miguel, imponen sus manos sobre el cuerpo de Shaka.
-No debéis preocuparos,- dice Miguel cuando los tres llegan hasta ellos.- recuperará la consciencia y sus heridas pronto sanaran,- Miguel sonrió, en sus ojos la admiración era visible.- es muy fuerte.
-Esta locura ha acabado, ¿no es así?- preguntó Mu.- ¿o queda algún engendro más por ahí oculto?
-Lo habéis vuelto a hacer, de nuevo habéis librado al mundo de una terrible amenaza.- Miguel suspiró aliviado- no quedan más criaturas y yo no permitiré que Jano abandone su prisión jamás.
En esos momentos Shaka comenzó a abrir los ojos…
-Bien,- dijo Miguel- he de regresar, aunque antes…- sus indescriptibles ojos azules se posaron sobre Aioria, que al instante comprendió.
-Aquí la tienes- Aioria sacó del interior de su pecho la lágrima de Essia y se la entregó a Miguel.- ¿puedo al menos saber para qué necesita alguien como tú un objeto como este?
-Esta piedra está destinada a cumplir con un noble propósito, y no es para mí. A su debido tiempo se la entregaré a alguien muy especial…- y diciendo estas palabras, Miguel desapareció.

En el santuario tres semanas después del enfrentamiento contra Astharoth…

Mu contempla el cielo estrellado a las afueras de la casa del carnero cuando… de repente siente en la distancia crecer un inmenso y maligno cosmos. Cómo señales de mal augurio, varias estrellas fugaces se abaten sobre el santuario y Mu siente una presencia que se aproxima a la casa del carnero en las sombras… Edited by plata
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Una gran manera de acabar la historia, la verdad es que el final es fulgurante o mejor dicho este capítulo que no concede respiro alguno, evidentemente no considero el capítulo más terrorífico de la obra pero si el más dinámico.

Es un gran trabajo amigo [b]Plata[/b] y algo diferente a lo conocido en este mundillo, por eso por novedad, por imaginación, por lectura y por guión es una buena obra. A mi personalmente me ha gustado su desarrollo y la divido en varias partes, cada capítulo es un mundo aunque estén relacionados y se sigan, los hay más explicativos y lentos, los hay más terroríficos y los hay más activos... conclusión lo dicho una genial obra y algo distinto que se nos muestra.

Descansa te lo mereces pero no te duermas que yo si estoy algo dormido y a ver si voy preparando algo aunque irá de tiempo ya que ahora estoy realmente ocupado para buscar información y dedicarme plenamente a esto.

Un saludo compañero y no se que más decirte felicidades por tu trabajo me ha enganchado.
Link to comment
Share on other sites

Muchas gracias Archard, celebro que el resultado final te haya gustado, yo también estoy muy satisfecho con la forma en la que he concluido toda esta historia, con Astharoth no me quedaba más remedio que luchar y a lo bestia procurando que la cosa fuera fluida...
En fin, lo cierto es que a la vez que desarrollaba esta historia en mi cabeza se iba desarrollando otra, y te prometo que esta sí que es complicada de abordar. He procurado en todo momento ir dejando pistas de por dónde podrá ir el desarrollo de esta nueva historia...
Desde que leí tu primer fic pensé en resucitar a los caballeros dorados y elaborar una historia donde todos tuvieran su momento, que, al igual que has hecho siempre en tus trabajos me gustaría que fueran épicos y difíciles de olvidar; eres un auténtico crack creando esos momentos, te lo digo sinceramente.
Es por eso que he introducido en estos relatos a Miguel y también introduje en su momento a Volac, el demonio devorador, por que me gustaría que las historias en cierta medida estuvieran relacionadas y por que no me gustó el trato que sufrieron los cinco dorados contra Lucifer... y además adoro a los demonios... :D
En fin, muchas gracias no sólo por tus comentarios, sino por tus grandes trabajos, tu si que tienes dotes para esto y me gustaría mucho que dispusieras de más tiempo para que crearas algo nuevo... :rolleyes:
Por cierto, un saludo compañero...
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
desde luego es para estar satisfecho como dije creo que te has dado una buena currada y eso se nota en el tema del guión y relato de la historia, además la forma de contarlo y narrarlo engancha y creo que eso es lo más complicado del tema...

Es bueno que dejes opción en el tintero de seguir con personajes que han gustado para posibles enlaces y aunque tu nueva historia que ronde la cabeza se salga un poco del tema siempre tienes la posibilidad de la mención o de inyectar algo de tus anteriores obras para enlazar... yo he intentado en mis fics hacer algo correlativo y que vayan unidas a la gran historia de Saint Seiya que tanto nos ha calado... es por ello que decidí tocar a todos los personajes de las grandes series de Saint Seiya (generales, dorados, bronces, asgardianos, etc...) nunca sabe uno cuando va a necesitar recurrir a ellos, además la idea de crear personajes nuevos se ha de hacer de manera que esos personajes enganchen por estilo (como es el caso de tu Miguel entre otros), Lo ideal es hacer nuevos personajes que tengan su propio carisma no como los marcianos de Mars de Omega que el único que tiene algo más es Sonia el resto mejor que se olviden en nuestra memoria.


En fin lo dicho Felicidades por la obra y por la currada que más que nadie se yo cuanto cuesta confeccionar una buena historia basada en información e intentar moverla al detalle.
Link to comment
Share on other sites

Pues el resultado al final no es otro que magnífico compañero, me ha encantado el desarrollo de la historia y me has tenido a la espera de cada nueva actualización :D

El final además continúa con la tónica de la obra, con un suspense tremendo al aproximarse ese cosmos maligno jeje

Lo dicho, has creado una obra muy buena y ha sido un placer seguirla.

Un saludo!! :)
Link to comment
Share on other sites

Muchísimas gracias Milo, lo que verdaderamente es un placer es contar con compañeros como tu y Archard que siguen mis siniestras andanzas...
Saludos y muchas gracias de nuevo...
Link to comment
Share on other sites

  • 1 month later...
Viendo el comentario que me hiciste en los dioramas,me acorde de que tenia algo pendiente contigo Plata,y es que suelo leer

vuestras historias de camino o de vuelta al trabajo y he caido en la cuenta de que no habia pasado a comentarte todavia :unsure:

Antes de nada y repasando por encima el prólogo que haces,nos das las gracias a nosotros por leeros,pero es gracias a

vosotros,que nos haceis disfrutar con vuestro trabajo y grandes relatos.Solo espero que lo de colgar el teclado no sea por

mucho tiempo.

Dicho esto,que añadir que no haya dicho ya archad,pues el comentario que hace es un grandísimo análisi de tu obra y que yo

no hubiese sabido hacerlo mejor.

Terror,grande narrativa,combates trepidantes con una historia innovadora y un desarrollo continuo donde nos tienes en

vilo a cada capítulo hasta el desenlace final.


Ya sabes que aqui tienes a un fiel seguidor pendiente de que vuelvas a empuñar la pluma.

Un saludo ;) Edited by PEDRO
Link to comment
Share on other sites

Muchas gracias [b]Pedro[/b], supongo que esto es una especie de circulo vicioso, escribimos con la intención de haceros pasar un buen rato (también disfrutamos mucho del proceso, todo hay que decirlo, aunque algunas historias nos cuesten más que otras sacarlas adelante... sino se lo preguntamos a[b] Archard[/b]...) y vuestros comentarios son los que, cuando nos atascamos o por algún motivo pensamos que no merece la pena seguir con el guión nos empujan y ayudan animándonos...
En fin, gracias de nuevo compañero, ya estoy liado con algo nuevo, puede que pronto suba algo a ver si mi nueva temática, ahora con un enfoque diabólico, os gusta... :lol:
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
Guest archad
tu lo has dicho [b]plata[/b] muchas veces no es fácil seguir un trabajo, por pesadez, por tiempo, por ánimos pero bueno es bueno saber que llevas algo entre manos, yo también llevo algo, eso sí es muy diferente a lo que hasta ahora he hecho, y la verdad no se como va a quedar finalmente pero bueno ya veremos...

lo bueno es que hay dos proyectos en danza uno tuyo y otro mio por lo que nos vamos a divertir, el mio tal vez estará para cuando acabe la crisis :D

un saludo crack, que ahora lo que tenemos que conseguir es que nos los dibujen jajajajaja
Link to comment
Share on other sites

:rolleyes: ¡La madre!, otro...
Hay crisis, pero no en nuestros cerebros.... :D
Me tienes ya tomándote el pulso y a salto de mata... me alegra mucho saber que sigues ahí, dándole que te pego a la tecla y al cerebelo... :P
Saludos, compañero :)
Link to comment
Share on other sites

  • 6 months later...
  • Invitados
Guest Emilitoikki

Buenooooooooooo amigo, digo voy a terminar de deborar el final de esta historia, que no dispongo de mucho tiempo y lo deje pasar mas de la cuenta.

 

Al grano, en tension toda la batalla, como ya te dije mil veces, tienes una imaginacion que para mi la quisiera, es todo un lujo poder leer tus fanfics.

 

Peroooooooooo cuando esto llegando al final, plaffffffffff otra vez con la miel en los labios, MALDITOOO SEAS :Face (53):  jajaja.

 

Nada habra que seguir XD y con mucho gusto, aunque ahora leere algo del amigo archad.

 

Un saludo y sigue maravillandonos.

Link to comment
Share on other sites

Bueno  :Face (41): es que me gusta mucho enlazar historias... pero tampoco creas, es más un golpe de efecto que otra cosa...

 

Gracias Emilitoikki por sacar tiempo de donde no lo tienes para acabar de leer mis locuras criaturicidas... muchas gracias por tus comentarios.

 

Lo único que me resta decirte es que, en cuanto puedas, ataca los relatos de Archard que ya verás como se te queda el cuerpo, que tío... estoy seguro que disfrutarás y mucho leyendo sus fics, es una máquina.

 

En fin, saludos y gracias compañero.

Link to comment
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
  • Recently Browsing   0 members

    • No registered users viewing this page.
×
×
  • Create New...