Jump to content
Search In
  • More options...
Find results that contain...
Find results in...

Un día funesto. Jezbeth. Primera parte


plata

Recommended Posts

Bueno compañeros, esto se supone que lo debí hacer hacer algún tiempo, para que no os perdáis, estos relatos siguen este orden:

[b]1- EL MENSAJERO
2- THATSOTHAL, LA BESTIA SANGUINARIA
3- UN DÍA FUNESTO. JEZBETH.
4- ELIGOR Y EL DEMONIO DEVORADOR
5- EL TERROR TIENE NOMBRE, ABSALÓN
6- EL LEGENDARIO KLYCSUS
7- ASTHAROTH, EL PUÑO DERECHO DE UN DIOS
[/b]


Bueno, yo para variar, sigo con mis criaturas, en esta ocasión he probado a enfrentar a grupos de caballeros por separado... espero que os sigan gustando estas locuras que escribo...

En el santuario, tras la lucha contra Thatsothal….

-¿Cinco más?- preguntó Aioria.
-Me temo que si.
-Pero, ¿qué demonios son esas cosas?- preguntó Aldebarán.
-Seres primigenios, una antigua raza de criaturas que pobló la tierra mucho antes de que el hombre hiciera acto de presencia.
-Bueno, qué más da lo que sean- dijo Milo- lo importante ahora es saber cuál de ellas es la siguiente. ¿Lo sabes Shaka, no es así?
-Me temo que no tengo ni la menor idea.
-Entonces,- intervino Mu- ¿qué se supone que vamos a hacer?

Algo más tarde, en la casa de virgo…

…Hacía mucho tiempo que no la tocaba; no tenía muchas cosas, en realidad, nunca había poseído nada, a excepción de...
Shaka guardaba aquella pluma plateada desde aquel día…

Glanstonbury

“-Shaka, ven Shaka.- el hermano Josué parecía algo nervioso.- Hay alguien que quiere conocerte.
-¿Conocerme? ¿Quién?
-Alguien muy importante, vamos Shaka, no le hagamos esperar…
Bajo uno de los árboles frutales, un misterioso hombre aguardaba a Shaka. No vestía los hábitos de los monjes, sino una especie de armadura plateada. Shaka miró a Josué, este se quedó varios metros atrás y con una mano le indicó que se acercara al hombre…”
Las brumas se iban abriendo al paso de Shaka, su potente aura, disipaba la enigmática niebla que, por las noches, invadía aquel lugar sagrado. Lentamente Shaka fue avanzando hasta los pies de la colina de Tor, junto al pozo…
Hace miles de años, recorrer aquel sendero laberíntico y serpenteante, que conduce a la cima de la colina de Tor, le hubiera llevado algo más de tres horas a cualquier iniciado; sin embargo, a día de hoy tras el paso de los años, su continuo desgaste y las remodelaciones en el llevadas a cabo por los monjes, apenas se tardan unos pocos minutos en ascender los siete niveles. Con el casco bajo el brazo, Shaka asciende a través del misterioso camino; en la cima, junto a la única torre que queda en pie del antiguo monasterio de San Miguel, una figura lo aguarda.
-Lo dije aquel día hace trece años, cuando no eras más que un chiquillo y vuelvo a decirlo hoy que ya eres un hombre, eres extraordinario, Shaka de virgo.- El hombre se volvió nada más llegar Shaka a la cima y se descubrió la cabeza. Unos cabellos oscuros enmarcaban un rostro hermoso y severo, donde unos ojos de una difícil tonalidad azulada escudriñaban al caballero de virgo. El hombre respiró profundamente y una poderosa aura blanca y pura, rodeó a Shaka.- Aciagos son los días que te quedan por vivir de ahora en adelante. Los caminos que te han conducido hasta mí son tortuosos y el sufrimiento, no sólo tuyo, sino el de tus compañeros, me entristece. Pregunta Shaka.
-Miguel, ¿qué ha pasado? ¿Por qué están despertando estas criaturas?
-Las defensas de la tierra han cedido, Shaka. Tras los duros combates llevados a cabo por los caballeros de Atenea en Asgard y la lucha contra Poseidón, la tierra se ha debilitado considerablemente; es por eso que el misterioso ser Sogoth despertó. Jamás encontramos su prisión y ahora, está sucediendo aquello que tanto temíamos, me temo que ya es demasiado tarde, las criaturas irán despertando como bien sabes.
-¿Y ahora qué?- preguntó Shaka.- Vi su rostro Miguel, vi a Jano, ¿no se supone que lo habíais exterminado?
-¿Exterminado?- Miguel sonrió.- exterminar a Jano es imposible Shaka, Jano es…
-Un dios.- concluyó Shaka.
-En cualquier caso, lo único que puedo asegurarte es que Jano sigue prisionero en otra dimensión y que no estoy dispuesto a dejarle el camino libre. Es mi deber retenerlo.
-Está bien,- dijo Shaka- ¿a dónde debemos partir en esta ocasión?
-Las criaturas no tienen un orden prefijado Shaka, lo único que puedo decirte es que dos de ellas han comenzado ya a despertar.
-¿Dos?
-La primera de ellas es Jezbeth, el azote, hace unos días, en el transcurso de unas excavaciones en el Valle de los Reyes, los arqueólogos se toparon con el sello de la criatura en una de las nuevas tumbas, Jezbeth se llevó consigo a cinco miembros del equipo y desde entonces no han cesado de desaparecer personas en la periferia de Luxor.
-¿Y la otra criatura?
-La otra criatura es Eligor, el devorador . Su morada se halla en una basta zona pantanosa en Alemania, cerca de una extraña formación rocosa donde, hace siglos se celebraban sacrificios en su honor, esta criatura, es especialmente maligna y depravada.
-En ese caso, parto de inmediato.
-Espera Shaka- ambos permanecieron de espaldas- Aún me queda algo que decirte; no estáis solos, al menos no en esta ocasión, mientras pueda os guiaré e intentaré ayudaros y debes saber Shaka que las aguas que fluyen bajo esta colina tienen propiedades milagrosas.
-¿Qué…?- pero cuando Shaka se volvió, Miguel ya había desaparecido.
“¿Qué habrá querido decir?”, se preguntó Shaka, “¿Qué importancia puede tener esta agua milagrosa?, no es agua, sino sangre lo que encierra a estas criaturas…”


Eligor, el devorador

-¿A qué huele aquí?- preguntó Milo
-A podredumbre, las aguas estancadas, la pútrida vegetación y un sinfín de alimañas, sin embargo, tienes razón,- una presencia fantasmal flotaba en el ambiente, un extraño hedor a cuerpos en descomposición- aquí hay algo más.
-La zona que debemos cubrir es demasiado extensa- dijo Aioria- creo que será mejor que nos separemos.
-En ese caso, yo marcharé al pueblo, no me gustó nada lo que sentimos al pasar por sus proximidades. Puede que aún quede alguien y que necesite ayuda.- dijo Milo.
-Yo me adentraré en el pantano- dijo Mu
-En ese caso, yo iré a investigar la extraña formación rocosa de la que nos habló Shaka. Sed prudentes.
Dicho esto los tres caballeros se separaron y cada uno tomó un camino. Milo descendió a través de la espesa vegetación en dirección al pueblo, mientras que Mu, levitando sobre las aguas estancadas, se adentraba en el pantano, Aioria por su parte, marchó siguiendo la linde del pantano hacia una amplia zona baldía, donde, las misteriosas rocas formaban un extraño dibujo…

Jezbeth, el azote

Dos figuras doradas aparecen sobre la colina de Meretseger y desde allí contemplan la singular belleza de la antigua necrópolis. Pronto caerá la noche y, los últimos rayos de sol bañan con su mortecina luz rojiza las ancestrales tumbas de los faraones.
-Jezbeth, despertará de un momento a otro.- dijo Shaka- Debemos darnos prisa, es muy posible que aún quede alguien con vida entre las personas que se ha llevado.
-¿Qué clase de ser es ese Jezbeth, Shaka?- preguntó Aldebarán.
-No tengo la menor idea, lo único que puedo decirte es que debemos estar preparados para cualquier cosa o forma…

Una ligera brisa comienza a barrer los finos granos de arena, mientras realiza serpenteantes arabescos sobre la superficie de las dunas, los caballeros se dirigen hacia una de las últimas tumbas excavadas, cuando un aullido rompe el silencio de la noche y la temperatura comienza a descender de forma violenta… cerca de donde se encuentran, de la misteriosa entrada cavada en la roca de una de las tumbas, una sustancia blanquecina comienza a rezumar, mientras que una ligera descarga sacude las armaduras de Shaka y Aldebarán…
-¿Qué ha sido eso?- preguntó Aldebarán.
-Nos está poniendo a prueba- dijo Shaka a la vez que una extraña sonrisa aparecía en sus labios- sabe que no tenemos nada que ver con los seres que se ha estado llevando a su morada y eso, no sólo le inquieta, sino que le gusta.
-Veremos si le sigue gustando cuando le ajustemos las cuentas…
-Cuidado Aldebarán.- dijo Shaka, a la vez que con su mano detenía el avance del caballero.- Nos tiene reservada más de una sorpresa.
Los dos caballeros se miraron, ese simple gesto fue más que suficiente para que ambos se pusieran de acuerdo; Aldebarán se separó un poco de Shaka, unos pasos a la derecha, mientras que Shaka dejó fluir su cosmos… la sustancia blanquecina comenzó a inundar la superficie arenosa, formando un círculo alrededor de los caballeros.
De repente una gigantesca ola de arena se levantó frente a los caballeros, mientras que desde atrás, varios torbellinos de arena se dirigían hacia donde ellos se encontraban. Al grito de ¡Kham!, Shaka activó su defensa. Los torbellinos chocaron contra la barrera despidiendo rayos…
-¿Dónde se encuentra Shaka?- preguntó Aldebarán.
-Nos está atacando desde el interior de su morada, al parecer puede controlar toda la arena a su antojo, creo que lo mejor que podemos hacer es adentrarnos en su tumba.
Sin embargo, Jezbeth, al comprobar que su primer ataque no había surtido el efecto deseado volvió a contraatacar, el muro de arena se cerró en torno a los caballeros, formando una prisión…
-Esto no me gusta- dijo Shaka- Aldebarán, ¡salta!
A su grito, los dos caballeros saltaron al tiempo que la toda la arena bajo sus pies se hundía en una especie de garganta profunda, entonces, unos extraños filamentos, salieron despedidos desde el interior de la misteriosa sima.
-¡No permitas que ninguna de esas cosas te toque!- gritó Shaka, al tiempo que lanzaba su ataque- ¡Capitulación del demonio!
El ataque del Shaka se hundió en la profunda sima, la arena estalló y los filamentos llovieron sobre ambos caballeros. De las entrañas de la tierra surgió un rugido atroz.
-Creo que será mejor que entremos a su tumba- dijo Aldebarán.


Tras Eligor.

El hedor era insoportable, la superficie del agua estancada no dejaba de burbujear despidiendo gases putrefactos, todo estaba en silencio, lo único que Mu alcanzaba a oír era el continuo burbujeo, cuando de repente los líquenes, las algas y toda la vegetación moribunda de la ciénaga comenzaron a emitir unos inquietantes destellos de un insano color amarillento. Alerta, Mu comienza a sentirse algo mareado, un fuerte dolor de cabeza comienza a golpearle las sienes y siente un nudo en el estómago, toda aquella miasma maloliente y putrefacta le están afectando…
“Tengo que salir de aquí o de lo contrario voy a vomitar”, pensó Mu, cuando justo detrás de él, algo salta del fondo de las pútridas aguas e intenta hundirlo en la suciedad estancada, sin embargo, Mu consigue tele transportarse a otra zona del pantano, desde donde puede contemplar, cómo algo, oculto en las oscuras aguas avanza a una velocidad endiablada hacia dónde el se encuentra.
-¡Extinción de la luz estelar!
El poderoso ataque penetra en las pútridas aguas, salpicando al caballero, al tiempo que un poderoso gruñido, seguido por la potente explosión de una indescriptible masa agusanada, cae sobre el caballero. Al instante, sobre la superficie el agua estancada, comienzan a aflorar restos de cuerpos en descomposición, sin pensarlo más, Mu se tele transporta y aparece al lado de Aioria.
-¡Mu!, ¿qué demonios te ha pasado?
-Ha sido repugnante- dijo Mu- casi vomito y todo. ¿Has averiguado algo?
-Si, mira lo que tenemos aquí.- Aioria, señaló un conjunto de rocas que se hallaban dispuestas en círculo y en el centro de ellas una especie de altar. Aioria se acercó al altar donde una enorme mancha rojiza sobre la que revoloteaban las moscas evidenciaba que allí se había celebrado algún tipo de ritual sanguinario…- la sangre aún está fresca- concluyó Aioria- y, mira aquí- con el brazo extendido, Aioria señaló una enorme sima a escasos metros del altar, un reguero rojizo, descendía a través de los peldaños e impregnaba las paredes.

Mientras tanto, Milo paseaba por las desiertas calles del pueblo. “No queda nadie”, se dijo así mismo, “no siento presencia alguna”, cuando en esos momentos, un grito rasga el silencio.
Alertado por la procedencia del grito, Milo corre en dirección a una de las calles y divisa a un niño que huye enloquecido de una oleada de ratas que descienden en tropel de todas direcciones. A la velocidad de la luz, Milo ataca a las ratas, cientos de ellas caen muertas al instante, sin embargo la marabunta de roedores no cesa de aumentar, y el niño, rodeado, cae al suelo.
-¡Tranquilo chico!- Milo se dirige corriendo hacia el pequeño, asestando aguijonazos sobre las alimañas que saltaban hacia el niño- ¡No temas pequeño!- gritó al tiempo que cogía al niño en brazos y lo apretaba contra su cuerpo, encendiendo su cosmos al máximo- No voy a permitir que ninguna de estas alimañas te haga daño.
Desconcertadas las ratas comienzan a amontonarse en torno a Milo y el chico, una sobre otra van formando un muro peludo y viviente.
-Tranquilo, no temas pequeño, tranquilo…
Justo delante de él, las ratas siguen amontonándose, sólo que en esta ocasión, la masa peluda va adquiriendo una forma de columna viviente de enormes dimensiones, en ese momento, la columna de ratas comienza inclinarse sobre Milo que activa su campo de fuerza, quedando la columna suspendida frente al caballero, mientras que el griterío de las miles de ratas comienza a crispar los sentidos de Milo, entonces…
El niño alza su rostro y sus pequeños y rojizos ojos contemplan el rostro concentrado del caballero del escorpión, que sigue manteniendo alejadas a las ratas con sus ondas… el niño se aferra a Milo con más fuerza, lo estrecha con sus bracitos y sus piernas; sin mirar el rostro del chico, Milo agarra al pequeño con mas fuerza contra su cuerpo, intentando infundir algo de valor en el atemorizado chico, entonces el niño pronuncia una extraña palabra… Milo mira por un segundo el rostro del niño, sus enfermizos ojos rojizos y sus dientes afilados, pero ya es tarde, una tremenda sacudida, recorre el cuerpo del caballero que, aullando de dolor cae de rodillas al suelo al tiempo que la columna de ratas se abalanza sobre él…


En la tumba de Jezbeth

Tras atravesar un estrecho y bajo pasillo, Aldebarán y Shaka se encuentran dentro de la cámara mortuoria, con los sentidos aguzados al máximo, ambos caballeros sienten la presencia de un ser que los observa.
-Shaka- dice Aldebarán- nos están vigilando y sin embargo no puedo precisar desde dónde nos están observando.
-Atento, Aldebarán, creo que las paredes de esta tumba son alguna especie de portal a otra dimensión…
Y dicho eso, un terrible rugido sacude el interior de la cámara. Del techo, de las paredes, comienzan a descolgarse restos humanos, algunos de ellos aún sangrantes y recientes mientras que en el suelo, a escasos metros de donde se hallan ambos caballeros, un signo comienza a emitir unos destellos rojizos…
-¡Jezbeth!- dice Shaka- criatura infernal, te estamos esperando.
En la pared de enfrente, los jeroglíficos empiezan a palpitar, una especie de bolsa burbujeante comienza a materializarse, mientras que unos enormes cilios salen proyectados desde la pared hacia donde se encuentran los caballeros, que, prevenidos, saltan esquivando el ataque…
Aldebarán se coloca en posición de ataque y Shaka concentra su cosmos entre sus manos cuando, algo agarra la pierna de Aldebarán, los cilios de la criatura salen ahora proyectados desde el suelo, Shaka activa su barrera, los rugosos filamentos, se adhieren a la defensa del caballero y comienzan a succionar la energía, mientras que Aldebarán intenta esquivar en vano los cilios que lo atrapan, lo envuelven, lo atan e intentan hundirlo en las profundidades de la tierra.
Al grito de ¡Om!, Shaka consigue desprender los cilios de su barrera, concentrando su energía, lanza un ataque a los filamentos que mantienen a Aldebarán prisionero, mientras que este lucha por tenerse en pie y no caer de rodillas. El golpe consigue deshacer la atadura, sin embargo, una inmensa bola de arena cae desde el techo sobre los caballeros…
-¡Shaka! ¿Qué demonios es esto?
La arena se fija a la armadura de los dos caballeros, multiplicando exponencialmente el peso de sus armaduras, a más movimientos, más carga. Shaka cae de rodillas al suelo, mientras que Aldebarán, en un alarde de fuerza descomunal, consigue sacudir toda la arena de su armadura y, sin esperar un segundo más, lanza su potente ataque sobre la masa burbujeante de la pared…
-¡Gran asta!
Jezbeth lanza un aullido atronador. Enfurecido, la criatura decide que ya es hora de mostrar su verdadera apariencia y, ante los atónitos ojos de los caballeros, la arena que se había fijado a sus armaduras comienza a unirse a la masa burbujeante, así como los restos, momificados y más recientes de los seres que Jezbeth, durante miles de años había conseguido devorar… Una horripilante amalgama de arena, masa extraña y restos humanos, sale definitivamente de la pared… Jezbeth el terrible azote, abre sus fauces y cientos de colmillos saludan a los dos caballeros…
-Aldebarán,- Shaka no apartaba los ojos del ser de locura- voy a concentrar todo mi cosmos, voy a necesitar algo de tiempo…
-Entendido, haré todo lo posible por mantener a este ser alejado de ti.
Mientras Shaka se sienta en el suelo, Aldebarán salta sobre la espantosa criatura que detiene sin problemas su ataque, una especie de muñón de arena sale proyectado del cuerpo de Jezbeth, sin embargo, Aldebarán detiene el golpe con sus poderosas manos, a la vez que esquiva las garras de varios seres momificados que intentan apresarlo…
Los pétalos de la flor de loto comienzan a abrirse y a girar, Shaka se dispone a lanzar a su ataque…
-¡Capitulación del demonio!
El terrible ataque, reforzado por toda la potencia del cosmos de Shaka, consigue atravesar a la criatura hiriéndola gravemente, cientos de restos momificados, caen y se desintegran al rozar el suelo… Jezbeth, grita encolerizado, pero sigue en pie…
-¡Shaka!- grita Aldebarán- ¡combinemos nuestros ataques!
Ambos caballeros comienzan a concentrarse, la intensidad de sus cosmos inunda la cámara mortuoria, pero Jezbeth no está dispuesto a ser derrotado tan fácilmente y, ante los ojos de los caballeros, entona un extraño cántico…
-¡Cuidado!- grita Shaka.
Los jeroglíficos de las paredes comienzan a girar, toneladas de arena entran a raudales por las paredes…
-¡Nos quiere sepultar con él!- grita Aldebarán
Mientras, el nivel de la arena sigue aumentando peligrosamente, con la arena a la altura de la cintura, Shaka y Aldebarán continúan concentrando sus cosmos.
-¡Ahora o nunca!- grita Aldebarán- ¡Gran asta!
-¡Capitulación del demonio!
Ambos ataques abren un pasillo frente a los caballeros, liberando algo de la presión de la arena e impactan sobre Jezbeth, provocando que parte de su masa estalle, sin embargo el ser diabólico comienza a usar la arena que invade la cámara para regenerarse…
-¡Esto es una locura!, esa maldita cosa se está regenerando…-gritó Aldebarán.
“Miguel, si estás por aquí, este es el momento”, pensó Shaka, a la vez que seguía aumentando la intensidad de su ataque…
-¡No le des un respiro, Aldebarán! ¡Sigue atacando y aumentando tu cosmos!
En medio de aquella escena dantesca, la criatura lanza sus cilios hacia los caballeros, que reciben el ataque sin dejar de incrementar sus cosmos, concentrados en destruir a Jezbeth a pesar de los cientos de latigazos que llueven sobre ellos…
-¡Shaka!
-¡Resiste, Aldebarán!
En esos momentos un aura blanca y pura rodea el cosmos de los dos caballeros, Aldebarán siente renacer sus fuerzas…
-¡Maldito engendro del demonio, muere!- grita Aldebarán, lanzando de nuevo su potente ataque…-¡Gran asta!
Jezbeth ruge a causa del dolor, su espantosa masa, choca contra la pared y se funde con ella…
-¡Rápido, Aldebarán, séllalo!- grita Shaka, sin dejar de atacar a la masa que intenta recomponerse sobre la pared- ¡Ooom!
Rápidamente, Aldebarán traza el signo sobre el suelo y, abriéndose la muñeca derecha derrama su sangre sobre los trazos… de la pared asoman los cilios de Jezbeth en un nuevo intento de atrapar a uno de los caballeros… rozan a Shaka, cortándole la mejilla y los brazos, para finalmente y en medio de un ruido atronador, acabar desapareciendo en la pared…
Agotados, los dos caballeros caen de rodillas al suelo…
-¿Qué ha sido eso?- pregunta Aldebarán.- ¿De quién era esa misteriosa aura que nos rodeó hace unos momentos?
-Miguel.
-¿Miguel? No conozco a ningún Miguel
-Me prometió que nos ayudaría y que nos guiaría.- dijo Shaka- espera, ¿sientes eso?
Aldebarán miró a Shaka confuso, cuando de nuevo, un pequeño pulso, algo así como el frágil latido del corazón de una persona llegó hasta ellos…
-Dios mío, tenías razón, queda alguien con vida- dijo Aldebarán.
-Rápido, busquémosle.
Agazapado, asustado, en el interior de una enorme vasija sellada, un hombre reza sus últimas palabras, cuando alguien rompe su prisión… confuso, ve a un gigante con armadura de oro que lo agarra, lo toma en brazos, cerca del gigante hay otro hombre que también viste armadura…, el hombre cierra los ojos y respira tranquilo, mientras que un débil “gracias”, rompe momentáneamente el silencio de la cámara…

Mientras tanto en Alemania…
-¡Qué ha sido eso!- grita Aioria-¿Milo?
Mu y Aioria siente una tremenda sacudida.
-El cosmos de Milo, ¡ha desaparecido!
-No puede ser- y tomando a Aioria por el brazo…
Ambos caballeros aparecen en medio de una calle desolada.
-¡Milo!-¡¿Dónde estás?!- grita Aioria, cuando ambos descubren un inmenso agujero en el suelo por el que entran miles de ratas a tropel y alcanzan a ver una bota dorada que se pierde en el interior del mismo.- ¿Qué es eso?
Aioria corre hasta el inmenso agujero. Varias ratas saltan desde el mismo hacia el rostro del caballero que las fulmina en un instante, mientras ve desaparecer el cuerpo de Milo en el interior de aquel agujero de pesadilla, sin pensarlo, Aioria se introduce en el agujero…
-¡Aioria, espera, es una trampa!- grita Mu
Sin embargo Aioria no escucha a nadie, sin prestar atención a las palabras de Mu, Aioria se adentra en el agujero tras Milo y, desaparece en su interior…
-¡Aioria!- Mu grita en vano…
Cientos, miles de alimañas se concentran en torno a Mu, que las mira encolerizado, “primero Milo, ahora Aioria…”, se dice así mismo, “Shaka no previno, nos dijo que este ser era especialmente maligno y peligroso, nos dijo que era perverso.”
-¡Eligor!- grita Mu- ¡Voy a por ti, Eligor!
Concentrándose, Mu, percibe una presencia maligna, una poderosa aura oscura que aumenta poderosamente…
-¡Eligor!- vuelve a gritar- ¡Tu fin está próximo!
…y, diciendo estas palabras, Mu desaparece… Edited by plata
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
bueno creo que hasta la fecha es la historia que más me a gustado, intriga, suspense, terror y caballeros de oro que más se puede pedir, desde luego la historia engancha, ansike no tardes en revelar lo que pasa que ya estoy con la intriga en el cuerpo :rolleyes:
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
ya te digo de momento las otras historias me gustaron pero esta me ha encantado va por unos fines muy innovadores sigue así campeón
Link to comment
Share on other sites

Gracias de nuevo compañero, no he subido aún lo que he escrito por que quiero trabajar más en el plano del terror, quiero que la segunda parte sea angustiosa y terrorífica... de verdad que agradezco tus comentarios. Por cierto, ¿Cuándo subes el resto de tu historia?
Link to comment
Share on other sites

Gracias por pasarte por aquí y leer lo que tengo en mente Zelandonii, la verdad es que me estoy alegrando mucho de haberlos separado, sobre todo por lo que les estoy haciendo...
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
[quote name='plata' timestamp='1355743825' post='123082']
Gracias de nuevo compañero, no he subido aún lo que he escrito por que quiero trabajar más en el plano del terror, quiero que la segunda parte sea angustiosa y terrorífica... de verdad que agradezco tus comentarios. Por cierto, ¿Cuándo subes el resto de tu historia?
[/quote]


Bueno voy subiendo capítulo a capítulo conforme voy terminando aun no lo tengo terminado pero varios privados me han hecho que me adelante y empiece a subirlos, es por ello que va un poco lento, ahora estoy terminando el siguiente capítulo faltan ya pocos pero también la falta de tiempo es un factor de retraso. pero no te preocupes a medida que los vaya teniendo los voy subiendo

un saludo

si la historia va a ser aún más terrorífica va a ser genial, a ver si en offtopic ponemos un apartado de historias de terror y las preparamos para el próximo Halloween aunque aún falte casi un año, pero quedaría bien, aunque no tenga que ver con saint seiya.
Link to comment
Share on other sites

amigo plata como te desenvuelves como pez en el agua en este genero de terror, gran fanfic, tu y archad deberian compartir ideas y crear un guion bien bueno para mandarle a la Toei :lol:
Link to comment
Share on other sites

  • Invitados
:D :D :D por alusiones comento :lol: gracias por las palabras [b]AJMA02[/b] la verdad es que esto del Fic lo estamos moviendo mucho [b]Plata[/b] y yo. Y lo importante o por lo menos mi intención es en vista de los guiones tan ... dejemoslo en raros... del Next, omega etc.. hacer uno que se adapte a las exigencias de nosotros los fans, siempre he dicho que si Toei, kurumada, etc... se dejaran un poco guiar por las ideas de los fans tendríamos pienso un buen material por medio de paginas oficiales o tablones de ideas, etc...

En fin amigo te doy las gracias por confiar tu tiempo en nosotros y si te gustan más o menos las historias con eso por lo menos yo me conformo y es que en todas podemos encontrar partes que nos gusten, otras menos, en fin creo que es lo grande de esto. Mi idea en principio no era la de publicar los fics que había hecho, iba a intentar hacer un curso de dibujo manga y todo eso para intentarlo pero al final no he creído en mi y pensé que con el fic ya va bien :lol: hubiera sido un desastre pues no tengo el don de dibujar snif snif

si sigo escribiendo es gracias a los compañeros como tú, plata, Goldsaintjose, Akalanata... y un largo etc... que por lo menos a mí me animan a seguir y es complicado, muy complicado...

En fin un saludo a los dos y [b]Plata[/b] ya sabes a ver si para el próximo Halloween hacemos un par de sendas buenas obras cortas de terror para poner los pelos de punta a los compañeros muhahahahaha
Link to comment
Share on other sites

Pues la verdad me encantaria hacer algo especial para haloween o lo que sea y si colaboramos mejor que mejor. Gracias a los dos por vuestro apoyo es genial contar con colegas asi. Sigo rizando el rizo aunque tardere se me ha vuelto a joder el ordenador y la tablet es... en fin. Un saludo a los dos.
Link to comment
Share on other sites

  • 3 weeks later...

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
  • Recently Browsing   0 members

    • No registered users viewing this page.
×
×
  • Create New...